miércoles, 29 de septiembre de 2010

Nuevas y viejas habilidades para triunfar ahora

Si intentamos hacer un retrato robot de cómo son los jefes que mejores resultados están obteniendo ahora mismo en sus organizaciones, vemos que son personas menos visibles que los líderes de antes. Algunos, incluso tímidos. Muy alejados del jefe carismático que se cree imprescindible.

Por: Pilar Alcázar

“Es el estilo que puso en práctica en su día Nelson Mandela, demostrando en los 90 que la manera más eficaz de integrar un país y salir adelante era a través de un liderazgo más sereno, más tranquilo, menos de ordeno y mando.

Y es el estilo que se impone ahora y que estamos viendo muy bien en el deporte, en Guardiola, en Vicente del Bosque, pero también en empresas como Inditex, con Pablo Isla. Son líderes que podríamos llamar de bajo perfil. Personas que no les gusta aparecer, humildes, pero que por su trabajo, por el éxito que tienen sus empresas, tienen que darse a conocer. Personas que lideran con firmeza, pero no con dureza. Con las ideas muy claras”, explica Juan Carlos Cubeiro, director de Eurotalent.

Líderes serenos en mercados caóticos

“Es el momento del liderazgo de la serenidad. El mundo es tan complejo y ocurren tantas cosas que la respuesta mejor es la serenidad. También son líderes del optimismo inteligente, no como ingenuidad, sino que tratan de mirar la botella medio llena y mantenerse, como Del Bosque después de la derrota de Suiza o Inditex, que no ha funcionado en Japón y en Italia”, continúa Cubeiro.

¿Tienes tu ego controlado?

En el camino hacia esta forma de ser jefe, la principal barrera que se debe sortear es mantener el ego bajo control y aprender a quedarse en la sombra, cuando haga falta. “Se ha demostrado que los líderes carismáticos absorben tanto protagonismo que quitan visibilidad a los otros. El líder tranquilo, por el contrario, huye del foco de atención, es más humilde, no tiene el ego desarrollado. Le motiva más conseguir retos y crear equipos duraderos que figurar. La capacidad para construir equipos, que siempre ha sido relevante, ahora es más importante”, explica Carlos Alemany.

Otra barrera importante en el momento actual es la tentación de liderar a corto plazo, por la presión del mercado. De hecho, una de las principales debilidades de los jefes de hoy son sus “deficiencias en capacidades de futuro, como la cocreación, la interpretación de tendencias, la capacidad de imaginar en grupo o el desarrollo de personas… ”, explica el coach Fernando Iglesias.


Prepárate para ser mejor jefe  (Dossier de emprendedores.com ) ¿Jefe o Líder?

Cada día más, se ven empresas valientes que están desarrollando la autonomía, la responsabilidad como forma de autogestión, el trabajo en red, el Coworking, entonces para que seguir con esta palabra arcaica pasada de moda " JEFE " que sirvió en su momento pero hoy hay que erradicarla.

eMn

No hay comentarios:

Publicar un comentario