Cargando...

viernes, 24 de septiembre de 2010

Los Líderes como Creadores de Significado

Los ejecutivos necesitan ayudar a los empleados a encontrar una razón convincente para trabajar.

Por: Dave Ulrich y Wendy Ulrich

En los últimos años, muchos ejecutivos han estado jugando a una versión corporativa de "Whac-A-Mole." Cada vez que aparece una crisis, como la necesidad de reducir costos, conservar clientes o ser más astuto que la competencia, se mueven rápidamente para solucionar el problema y luego continúan con la nueva crisis.

Pero ahora, cuando comienza a recuperarse la economía, los ejecutivos necesitan dejar de atacar problemas de corto plazo y desarrollar oportunidades a largo plazo. Salir de la recesión económica requerirá superar una recesión sicológica paralela. Muchos empleados están cansados de jugar "Whac-A-Mole" y desean obtener más de su trabajo que respuestas interminables a las crisis. El grado en que los ejecutivos aborden esta necesidad definirá sus éxitos futuros.

Una metáfora de este necesario cambio se obtiene al comparar dos programas de televisión reality muy populares: The Apprentice (El aprendiz) y Undercover Boss (El jefe encubierto). En el Aprendiz, los altos ejecutivos se encargan de eliminar a los miembros más débiles de un equipo dándoles tareas simples que exponen sus debilidades. Los ejecutivos mantienen todo el poder, incluyendo la capacidad para despedir a los incapaces. Los buenos empleados sobreviven por su astucia y por destacarse del resto. Hay pocos ganadores y muchos perdedores. A quienes sobreviven hasta el final se les recompensa con beneficios como viajes a lugares exóticos y, finalmente, un trabajo donde pueden continuar el ciclo del poder. Este programa de televisión que comenzó en 2004 encarnó la guerra por el talento. En esta guerra, los ejecutivos que tienen éxito son generales. También encarna un pensamiento de codicia ejecutiva que puede haber ayudado a alimentar la recesión.

Undercover Boss debutó en el Reino Unido en 2009, y le siguió una versión estadounidense en 2010, mucho después de asimilar la realidad de nuestra recesión económica actual. En este programa, directores ejecutivos del mundo real ingresan encubiertos a sus propias empresas y obtienen información directamente de los empleados acerca de su trabajo, sus metas y lo que mueve sus corazones.

Cuando estos ejecutivos dejan la sala del consejo directivo para experimentar la vida cotidiana de sus trabajadores, inevitablemente descubren algo simple pero profundo. Sus empleados son extremadamente talentosos y comprometidos. Los buenos empleados encuentran significado en las rutinas diarias de su trabajo. Una empleada de un pequeño supermercado sabe los nombres de los clientes que le compran café. No vende café, cultiva relaciones. Un guía turístico de niños encuentra significado relacionándose con los niños en su viaje. No está repitiendo un guión, está creando una experiencia. Incluso un barrendero encuentra significado y orgullo en mantener un parque de diversiones limpio para las visitas.

Los ejecutivos que aparecen en Undercover Boss descubren una nueva realidad corporativa. Los empleados que encuentran significado en su trabajo hacen la diferencia. Ese significado puede provenir de relaciones, oportunidades, del ambiente laboral o del trabajo en sí. Y los empleados que encuentran significado desean que todos ganen. Al final de The Apprentice sólo queda una persona; al final de Undercover Boss grupos enteros de empleados aplauden a su empresa, sus colegas y sus directivos. La guerra por el talento con un ganador debe reemplazare por un plan oficial de talento que cultive a muchos ganadores.

A medida que los ejecutivos dejan atrás los días de jugar "Whac-A-Mole", necesitan convertirse en creadores de significado. Deben ayudar a los empleados en todos los niveles de su organización a encontrar razones convincentes para trabajar, porque cuando los empleados tienen un “por qué”, pueden sobrellevar cualquier “qué”. Además, crear significado significa ganar dinero.

La mujer que se relaciona con sus clientes de café sirve más de 2.500 tazas de café al día. El guía turístico que entretiene a los niños y a los padres de su viaje tiene el negocio más rentable de la empresa. Los trabajadores que se enorgullecen de los parques y los baños limpios ayudan a los clientes a tener una experiencia fantástica y mantienen fluyendo los ingresos.

Ahora es tiempo de comprometer a todos los empleados y crear un significado que atraiga dinero. Los ejecutivos necesitan dejar de preocuparse simplemente por la supervivencia de la empresa y comenzar a crear razones de por qué ésta debería sobrevivir.

Fuente: http://www.ulrich.com.mx/ , Dave y Wendy Ulrich son coautores de The Why of Work: How Great Leaders Build Abundant Organizations to Deliver Value for Customers, Investors, and Communities (El por qué del trabajo: cómo los grandes líderes construyen organizaciones abundantes que entregan valor a los clientes, los inversionistas y las comunidades). [VÍNCULO A www.thewhyofwork.com] Dave Ulrich es profesor de negocios en el Ross School of Business, University of Michigan y cofundador de The RBL Group. La Dra. Wendy Ulrich ha sido sicóloga de consulta privada por más de veinte años y es fundadora del Centro Sixteen Stones para el crecimiento (Sixteen Stones Center for Growth) en Utah, que ofrece retiros de seminario para crear significado en el trabajo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada