miércoles, 29 de septiembre de 2010

Líderes en rendimiento


Por Ken Pasternak
¿Que deportes tienen más audiencia televisiva? La respuesta correcta es: Los Juegos Olímpicos, seguidos por el mundial de fútbol y la Fórmula 1.

Son diecinueve las carreras de F-1 a lo largo de la temporada, corridas en los 5 continentes, desde Marzo hasta Octubre. Al tiempo que la industria de F-1 crece en tamaño y alcance, los equipos que en ella compiten también han crecido. El presupuesto de sólo un equipo, como el Ferrari, es superior a los 400 millones de USD. Como consecuencia del aumento del tamaño se ha producido un incremento en la complejidad de la gestión. Los anunciantes y sponsors tiene más capacidad de influencia en los equipos con el objetivo de incrementar el retorno de sus inversiones. Los socios tecnológicos se han integrado en los equipos de apoyo cumpliendo un papel esencial.

Debido a estos cambios, un director de equipo no puede estar encima de todo como antes, cuando casi le bastaba pasearse por los boxes. Hoy en día se ha incrementado la tendencia que existan grupos o departamentos separados. Esto ha credo la necesidad de un nuevo estilo de liderazgo que sea capaz de compaginar estos cambios. Poder entender cómo los líderes de deportes altamente competitivos como la Fórmula-1 son capaces de gestionar estos cambios nos puede proporcionar ideas muy interesantes. De hecho, algunas hemos identificado:

Cinco Principios de Liderazgo

1-. Plantea objetivos

Los líderes que son realmente efectivos, crean una visión que inspira al equipo para conseguir  metas más allá de lo que se creen capaces. En la fórmula -1 la imagen del éxito esta mas que definida y es claramente visible por todo el equipo. Esa imagen incluye a su corredor recibiendo una copa en el podio, y mojándoles con cava. La verdad es que la pueden sentir al caerles las gotas en la cara. Ningún otro equipo ha tenido más éxito en los últimos años que el de Ferrari. Ganaron el campeonato de constructores del 99 al 2004. Seis años consecutivos ( y veremos que pasa este).

Pero hasat los grandes equipos conocen sus limitaciones y quizás Ross Brown pudo intuir el tercer puesto del año pasado cunado no dijo: “Si intentas conseguir demasiado, conseguirás menos. Es como darle la vuelta a una organización y ponerla patas abajo. Pero si sólo subes una marcha y construyes, reaccionas y encuentras soluciones”. No hay nada más que ver lo que han conseguido este año.

Los equipos más pequeños, sin el poderío de Ferrari, están de manera continuada al final de la parrilla. Paul Jordan, de Minardi, nos describía la función de su equipo en el circo: Nuestra motivación es estar en la Formula-1- Somos la escuela de la misma. Los ingenieros, conductores y demás comienzan con nosotros y luego dan el salto.

2-. Centrate en los resultados

Frank Williams es el jefe de Williams F-1. Que volviese al circo tras el gravísimo accidente que sufrió en el 86, y que además demuestre el coraje y entusiasmo que demuestra, hace de él un líder. Sirve de ejemplo a los demás. Su innata competitividad, enmarcada en un entorno de discapacidad le hace luchar más que los demás y busca la excelencia, suya y de los de su equipo, con ahínco. Frank exuda su capacidad de focalizar sus trabajo hacia los resultados con una frase: “¿Hará que vaya mas deprisa?

Todo aquello que haga que el coche vaya más rápido, se hará, salvo que la opción no nos la podamos permitir.  Cuando dejas de estar entre los tres primeros, dejas de tener ingresos de una manera significativa, haciéndose mucho más difícil volver a estar entre ellos.”

Jackie Stewart, Campeón de F-1, ex director de equipo, consultor y comentarista dice que se ha de sacar todo el jugo disponible a un equipo. Las capacidades y competencias han de explotarse al máximo y en ello intervienen la energía y el deseo de ganar. Así es como lo hacemos, por las buenas o por las malas; ¡tenemos que conseguirlo! No cabe el concepto “no lo puedo hacer”. Siempre hay alguna forma de hacerlo.

3-. Actúa como role model

Independientemente del estilo personal de cada uno, todos los Líderes de F1 exudan pasión y entusiasmo por su deporte terminan contagiando al resto de empleados, socios y patrocinadores. Los grandes líderes inspiran a sus colaboradores, quienes ponen en el trabajo, de manera voluntaria, todas sus habilidades, conocimiento y energía con el fin de alcanzar esa visión compartida. John Allison, de Jaguar Racing nos dijo: “Has de conseguir que las personas te sigan. Y les ha de salir de dentro. Has de crear el ambiente donde este estado de ánimo se genere. Orgullo, espíritu,  equipo y el sentimiento de hacer algo especial, motivan a las personas a superarse a sí mismos”.

4-. Toma las decisiones rápidamente.

“En la F-1 necesitamos todo para ayer. No somos buenos en la perspectiva a largo plazo”, nos decía Flavio Briatore, director del equipo Renault de F-1. Algo bueno debe de estar haciendo Briatore cuando el año pasado gano el campeonato de constructores y Fernando Alonso el campeonato de conductores. Quizás, su experiencia previa en Benetton le haya servido. No por casualidad ha tenido en su equipo a Michael Schumacher. Programas apretados, plazos cotos y toma rápida de decisiones es el día a día. Jackie Stewart nos enfatizó: “Cuando veo un hueco en una carrera, tengo que tomar una decisión. La F-1 opera con un ritmo diferente más rápido, requiriendo claridad en la toma de decisiones.

5-. Desarrolla líderes a todos los niveles.

En los equipos de F-1, el liderazgo se demuestra en todos los niveles. En este negocio tan acelerado, todos los empleados son capaces, tienen ganas y se les estimula para que, cuando llegue el momento oportuno, sean capaces de llevar la antorcha. Alex Burns, de Williams F-1 nos explicó que: “La organización informal toma las riendas cuando llega el momento de la verdad, ya que a las personas se les permite que tomen el mando cuando ningún individuo, de forma solitaria, puede conseguir el resultado”. David Richards director de BAR Honda, iba aún más lejos: “Se trata de construir relaciones basadas en la confianza. Las personas saben lo que tienen que hacer; les permitimos hacerlo; les hacemos responsables; y les dejamos que tiren para adelante.”

Los líderes efectivos plantean expectativas para que se consiga el rendimiento. Comunican esas expectativas y plantean objetivos en relación a ellas. Como modelos, estos líderes dan ejemplo e inspiran, consiguiendo leales seguidores.  Hay muchos puestos para ejercer el liderazgo en los equipos. Sólo los mejores líderes son capaces de integrar las diversas actividades dentro del equipo para conseguir la excelencia en el rendimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario