jueves, 9 de septiembre de 2010

La creatividad, "nuevo" factor productivo

En un mundo globalizado, la creatividad, a pesar de que siempre ha sido importante, incrementa su importancia como generador de valor añadido, al que no hay que dejar de prestar atención.

La teoría económica señalaba, hasta hace escasos años, al capital y al trabajo como los dos principales factores productivos. Sin embargo, hace ya algún tiempo se habla de un tercer factor de producción, el conocimiento, como generador de riqueza en las economías y, ya más recientemente, de otro nuevo factor: la creatividad.

Bien es cierto que tanto el conocimiento como la creatividad han constituido el eje conductor de las sociedades en el curso de la Historia y en la evolución humana y que ambos han sido una fuente universal y un eje básico en la prosperidad y el progreso de las sociedades.

¿Por qué se habla, entonces, ahora de la creatividad como "nuevo" factor productivo? Básicamente porque la globalización está ocasionando un desplazamiento en la división internacional del trabajo, que, para mantener los ritmos de crecimiento y las estructuras productivas, está obligando a los países más avanzados a moverse hacia producciones de mayor valor añadido en las que la persona ocupa un papel muy destacado; y de ahí que el conocimiento y la creatividad hayan cobrado una relevancia especial. Dicho de otra manera: en la búsqueda de nuevas fuentes de crecimiento económico ha emergido la necesidad de identificar otros tipos de conocimiento y propiedad más allá del conocimiento técnico y económico, que ha constituido desde siempre la esencia de la competitividad de las sociedades occidentales.

Desde principios del siglo XX, el modelo imperante ha sido el fordista caracterizado por el aprovechamiento de la producción en masa, las ventajas de las economías de escala como motor de producción y la especialización de las tareas productivas. En este contexto, cualquier inversión realizada tenía como objetivo mejorar el principal recurso de la empresa, su capital fijo.

Sin embargo, desde hace algunos años el uso de las tecnologías de información y la comunicación están provocando un cambio en los paradigmas en los que se apoyan las economías modernas. Si en la economía agrícola el recurso central era la tierra y en la industrial la máquina -el capital físico-, en la nueva economía, que se está configurando a paso muy rápido, el conocimiento y la creatividad constituyen los elementos clave para la creación de riqueza. La creatividad se da en un plano individual y puede producirse, lógicamente, en todo tipo de actuaciones sociales y actividades económicas; no obstante, existen algunos sectores que conforman lo que se denomina "industrias creativas" o "sector creativo", en los que la creatividad constituye el eje central de su actividad.

A estos efectos, son muchos los que consideran que las fuentes de crecimiento con mayor potencial se encuentran en el área de las "industrias creativas" y que el desarrollo de la creatividad es condición sine qua non para la transformación y evolución del resto de actividades productivas.

Muestra de la importancia de la creatividad como factor productivo y para conocer su incidencia en el crecimiento económico se han llevado a cabo diversos trabajos de investigación que tratan de cuantificar, hasta dónde es posible, el nivel de creatividad de distintos territorios, con la elaboración, por ejemplo, de índices u otros indicadores.

Como trabajo pionero en la medición de la creatividad, cabe citar el Informe The rise of the creative class (2002) de Richard Florida. Más adelante, en 2004, el propio Florida desarrolla junto con Irene Tinagli el Euro Índice de Creatividad para los países europeos. Otro de los trabajos relacionados con la medición de la creatividad es el Índice de Comunidad Creativa de Silicon Valley, y una cuarta propuesta para medir la creatividad la encontramos en Hong Kong.

De lo expuesto puede inferirse que también el crecimiento de Navarra en los próximos años va a depender, cada vez en mayor medida, de este nuevo recurso productivo: la creatividad de su sociedad. Por ello, desde la Cámara Navarra de Comercio e Industria estamos trabajando en la realización de un Índice de la Creatividad para Navarra que nos permita, además de aproximarnos a la cuantificación de esta variable, dar visibilidad a este factor de cara a la sociedad, las empresas y las Administraciones Públicas.

Fuente: www.navactiva.com

1 comentario:

  1. Me encanta este artículo, felicidades

    http://blogdeconomiacharro.blogspot.com/

    ResponderEliminar