domingo, 19 de septiembre de 2010

Emprender dentro de la Empresa


Cuando hablamos de emprendedores, normalmente pensamos en la persona que crea o abre una nueva empresa. Sin embargo, ser emprendedor es en realidad una forma de ser y actuar frente a los retos de la vida, una manera de de-sempeñar el trabajo y alcanzar mayor desarrollo profesional y personal.

El emprendedor es una persona que sabe identificar y desarrollar ideas y oportunidades, transformándolas en proyectos e innovaciones, ya sea en una nueva empresa o dentro de una ya establecida.

La creación de nuevas empresas es fundamental para el crecimiento y desarrollo económico de un país, especialmente porque es a través de las empresas que se generan los empleos que se requieren para la construcción de una mejor sociedad. Sin embargo, es igualmente necesario fortalecer las empresas ya existentes. De esta manera, el espíritu emprendedor al interior de las empresas es también indispensable.

Una vez que un emprendedor pone en marcha un proyecto y arriesga su capital para abrir una empresa, es necesario contar también con el emprendedor al interior, que contribuya con su iniciativa al crecimiento y éxito de la misma, ya que son las personas las que marcan la diferencia en la empresa.

En el ciclo de valor que representa la labor empresarial, los colaboradores dentro de la compañía juegan un papel de gran importancia, ya que su trabajo y compromiso son la fuerza principal de la misma. Los empresarios, los colaboradores y las empresas, forman parte de un engranaje, de una gran maquinaria que debe funcionar de manera coordinada, enfocados a una misma meta.

Intra-emprendedores

Las personas emprendedoras al interior de una empresa son conocidas como ‘ intra-emprendedores’ . Son individuos con espíritu transformador, creativos e innovadores, comprometidos consigo mismos y con la organización donde laboran; tienen y demuestran pasión por su trabajo y están dispuestos a generar iniciativas y proyectos usando su propia creatividad en beneficio de la empresa y por ende, en beneficio propio, tanto profesional como personal.

Los intra-emprendedores se sienten orgullosos de formar parte de la empresa y conciben ideas y proyectos que contribuyen a mejorar la cultura organizacional, la forma de trabajar, incrementar las ventas, optimizar o desarrollar nuevos productos y servicios, etc.

Cualquier persona puede ser emprendedor en el interior de su empresa. Hay algunas que ya tienen esa cualidad, pero los emprendedores también se hacen en el camino, compartiendo entre ellos un espíritu innovador que los llevará a encontrar nuevas oportunidades de crecimiento profesional.

Los colaboradores emprendedores son cada vez más valorados por las empresas, cada día las áreas de recursos humanos ponen mayor atención a la contratación de personas que cubren este perfil.

Cultura empresarial

Asimismo, las organizaciones están más dispuestas a implementar una cultura organizacional que promueva y fomente el emprendedurismo entre sus trabajadores, a proporcionarles las herramientas necesarias para que desarrollen su talento, reconocer sus logros y contribución al éxito de la empresa.

Por esta razón, es de gran importancia impulsar una cultura empresaria y emprendedora en el país que permita, por un lado, la creación de nuevas empresas que generen más y mejores empleos.

Se requiere también que existan emprendedores en el interior de las organizaciones que tengan la visión y motivación para cambiar y mejorar productos, procesos o sistemas contribuyendo así al fortalecimiento de la compañía y por ende, a que la empresa sea más competitiva y productiva.

Fuente:Terra

No hay comentarios:

Publicar un comentario