sábado, 18 de septiembre de 2010

El SMED una herramienta para optimizar los procesos


El SMED  es una herramienta para optimizar los procesos. Habitualmente ha sido utilizada para reducir el tiempo de cambio de utillaje, pero también puede utilizarse, con pequeñas modificaciones, para mejorar cualquier operación que se realice en el proceso.

Las organizaciones dedican muchos recursos a optimizar el tiempo pieza, olvidándose de que también pueden optimizarse los tiempos no productivos: cambios de utillaje, reparación de averías, mantenimientos preventivos, inspecciones... Sin embargo, todo cambio es un despilfarro y, por lo tanto, debe eliminarse. El tiempo de cambio incrementa el coste del producto.


Fuente: Navactiva

1 comentario:

  1. Las técnicas SMED son una parte de la ecuación. Las empresas buscan minimizar el tiempo total dedicado a cambios en las máquinas. Esto es el tiempo dedicado en cada cambio (SMED) multiplicado por el número de cambios. Esta segunda parte está ligada con la planificación de la producción. Existen en el mercado soluciones denominadas APS, que planifican la producción a capacidad finita y utilizando algoritmos matemáticos que minimizan el número de cambios en las máquinas y/o otros criterios (como minimizar el retraso medio). Es posible ampliar información de las soluciones APS en
    Izaro APS
    Grupo i68

    ResponderEliminar