martes, 14 de septiembre de 2010

El paro prolongado reduce la esperanza de vida hasta en un año y medio

Por: E&E, Efe
La persona que haya perdido su trabajo durante la crisis financiera ganará hasta un 20 por ciento menos en los empleos que eventualmente encuentre después y verá reducida su esperanza de vida hasta en un año y medio si la situación de desempleo persiste dos décadas.
Esa es una de las conclusiones del informe elaborado por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para la Conferencia sobre Empleo y Crecimiento que hoy se celebra en Oslo.
"Las consecuencias sociales y hasta en la salud del desempleo son enormes", dijo el director gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn, durante la conferencia de Oslo, la primera que esta institución organiza conjuntamente con la OIT en los sesenta años de vida que tienen ambos organismos, lo que fue calificado como "un hito".
Strauss-Kahn destacó que el costo humano del paro es "muy serio" aunque no se suela hablar de ello, pero la realidad es:
"si usted pierde su trabajo lo más probable es que sufra problemas de salud o muera joven".
"Si usted pierde su trabajo, sus hijos tendrán problemas en el colegio y lo más seguro es que pierda la confianza en las instituciones públicas y en la democracia", agregó el director gerente del FMI para quien la combinación de todos estos factores constituye una gran amenaza para la cohesión social.
Según el informe que sirve de base a los debates de Oslo, los efectos de la pérdida del empleo en tiempos de recesión son mayores que en tiempos normales.
Estudios realizados en Estados Unidos revelan que un trabajador que haya perdido su empleo durante la crisis gana, quince o veinte años después, un 20 por ciento menos de lo que obtenía antes.
En el supuesto de que el desempleo persista durante veinte años, otro estudio citado en el informe de la OIT y el FMI sostiene que la tasa de mortalidad se incrementa hasta reducir la esperanza de vida hasta en un año medio.
El director gerente del FMI hizo hincapié en la tragedia que el desempleo supone para los jóvenes, con una tasa de paro cercana en el caso de España del 40 por ciento. Strauss-Kahn y director general de la OIT, Juan Somavia, hablaron de "una generación perdida", un "problema mayor" que es necesario atajar de forma inmediata mediante políticas de fomento del empleo, más formación y nuevos acuerdos de colaboración entre institutos y universidades y empresas.
La única manera de combatir este mal del siglo XXI, el desempleo, entre otras cosas debemos ser optimistas. Bernabé Tierno: "Ser optimista alarga la vida unos 10 años"

No hay comentarios:

Publicar un comentario