jueves, 9 de septiembre de 2010

Decálogo de innovación competitiva

1. Integrar la innovación en la estrategia general de la empresa

La innovación redunda en beneficio de su productividad y, por tanto, se convierte en el factor clave de la competitividad de las organizaciones.

2. Asumir el proceso innovador desde la propia Dirección

La gerencia debe invertir un alto porcentaje de su tiempo a la innovación. Debe vigilarla, protegerla, incentivarla y -desde luego- controlarla.

3. Innovar siempre pensando en el mercado

La innovación parte de la identificación de las necesidades del mercado. Sólo tiene sentido en la medida en que consigue satisfacerlas.

4. Enfrentarse al riesgo

Es necesaria una fuerte convicción para ir contra corriente. Sin riesgo no hay fracaso, pero tampoco éxito alguno. Por tanto, hay que flexible y abierto al cambio. Ser arriesgado no debe implicar ser imprudente.

5. Delegar y concentrarse en el propio "saber hacer"

La gerencia debe participar en el "qué" se va a hacer y en el "para qué". Dejar el "cómo" en manos de los expertos. El tiempo es dinero. La financiación es importante, pero hay que evitar perder el tiempo en burocracia. Contratar a especialistas; sale más barato.

6. Innovar sí, pero planificadamente

El emprendimiento, y su financiación, es la fuente del proceso innovador. Definir presupuestos en función de los objetivos. Hacer vigilancia tecnológica, elaborar un análisis del estado de la situación y exigir resultados a plazos razonables (ni a corto plazo ni con demasiado retraso).

7. Formalizar las ideas en Proyectos de Innovación

Los Proyectos son herramientas que permiten desarrollar una estrategia de innovación. Sólo a través de ellos se puede optar a ayudas e incentivos económicos. Deben apoyarse en tres pilares: técnico, comercial y financiero.

8. Cooperar al máximo junto a empresas y organismos de investigación

En materia de innovación, 1+1 es mucho más que 2. Colaborar con centros tecnológicos y universidades, a través de contratos que transfieran conocimiento. Cooperar con empresas que complementen la actividad de la propia compañía.

9. Destinar recursos materiales y humanos razonables

Hay que dedicar personal capacitado para aportar ideas y para captar las buenas iniciativas de los demás.

10. Afrontar el futuro integrando la cultura de la innovación en la empresa

La innovación, junto a la cooperación y la internacionalización, son las claves del siglo XXI. Sólo a través de una economía basada en el conocimiento será posible afrontar los retos de un mercado globalizado.

Fuente: http://www.navactiva.com/es/documentacion/decalogo-de-innovacion-competitiva_29768

No hay comentarios:

Publicar un comentario