lunes, 27 de septiembre de 2010

Cómo ser negocio 'low cost': piense en servicios básicos y gaste en tecnología

Ordenadores a 199 euros, vuelos directos a 20 euros... Es la fiebre del low cost, en la que todo es posible para lograr más ventas y esquivar la actual crisis económica. Por ello, grandes empresas han decidido actualizar su sistema y crear sus propias compañías de bajo coste. Así, algunas deciden tirar a la basura el tradicional modelo de negocio por uno simple y básico: el método del menor coste posible, como ha ocurrido con el sector aéreo.

Por: Rocío Calderón

Según los últimos datos del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, las aerolíneas low cost transportaron 3,36 millones de pasajeros en agosto, un 10 por ciento más que el mismo mes de 2009, frente a las tradicionales que alcanzaron los 2,85 millones de viajeros, un 2 por ciento más. 

Un concepto que nació en 1978 cuando la compañía norteamericana People's Express Airlines decidió ofrecer billetes más baratos que el resto, reduciendo sus servicios y cambiando el precio en función del día de compra. No obstante, este modelo tan demandado ganó popularidad en 1997 gracias a la aerolínea Ryanair, que trabajaba con una página web básica, eliminó todos los extras del vuelo, ahorró dinero buscando aeropuertos secundarios y se especializó en rutas cortas, que permitió a la tripulación volver a casa el mismo día. Estos recortes reducen costes y permite la salida al mercado con precios bajos.

Un método de trabajo que desde hace varios años empezó afianzarse en cualquier tipo de sector. Pero, si quiero montar mi negocio de bajo coste, ¿qué tengo que hacer? "Lo primero, hay que entender qué es una compañía low cost. Estos negocios se centran únicamente en la necesidad básica de los clientes y eliminan todos los productos considerados adicionales", explica Salvador Figueros, profesional especializado en asesorar a emprendedores.

Este tipo de empresa trabaja bajo la filosofía del bueno, bonito y barato, por tanto, todo lo que se considere extra debe ser eliminado. Figueros considera: "Las personas reservamos un vuelo para poder desplazarnos a un lugar, no para comer o dormir en un asiento de primera clase". Así que... ¿cuáles son los principales puntos que un empresario no debe olvidar ?

Eliminar costes adicionales

"Lo fundamental, tener una idea de negocio que sea rentable en el mercado actual... Entonces, te haces la pregunta: ¿Por qué me van a comprar mi producto?", indica Salvador Figueros. A partir de ahí, el empresario debe estudiar cada una de las áreas que forman la compañía. "Es necesario ver qué apartados se pueden quitar de cada departamento y eliminar aquellos productos adicionales que no son considerados básicos". 

Como ejemplo a este tipo de estrategia, los hoteles Ibis, pertenecientes a la cadena Accor, también hacen recortes para bajar los precios de sus habitaciones, pero tienen una manera muy peculiar. La compañía ofrece en los pasillos del hotel un servicio de alimentación las 24 horas del día.

En concreto, la filial granadina tiene una máquina expendedora de snacks y bebidas en todos los pasillos de cada planta. Este método, conocido como vending, ahorra personal, ofrece mejores precios que el bar tradicional, pero sin restar calidad en el producto que oferta.

Invertir en tecnología

Según explican los expertos, el siguiente paso que ayuda a reducir costes es centrar la mayor parte del trabajo en las nuevas tecnologías. "En la medida que las nuevas tecnologías se implantan, empiezan a ser menos demandados los empleados. El perfil del empresario es más polifacético".

Como ejemplo, la empresa mallorquina Rotuloslowcost, que ideó un modelo de negocio basado en las nuevas tecnologías, con una necesidad de una plantilla más restringida y diseñó "un modelo de sistemas de rótulos que recortaba un 80 por ciento la mano de obra", explica su director y único socio Pep Llabres. Ahora el cliente visita la página web, llama y solicita su pedido, que será entregado por terceros.

El catedrático de Esade y autor del libro Fenómeno low cost, Francesc Giménez, opina: "El empresario debe innovar en la producción y eso facilitará la internacionalización; además, debe mantener nuevas relaciones con los proveedores y la deslocalización. Y en cuanto al modo de venta, abrirse a nuevos servicios, como la Red y los outlets".

¿Y qué tipo de negocio es más rentable? ¿Una empresa low cost o una tradicional? Algunos expertos están de acuerdo en que las compañías de bajo coste tienen un gasto menor al principio, pero la inversión en nuevos medios tecnológicos será mayor.

Fuente: El Economista

1 comentario:

  1. Hola Juan Carlos:

    Gracias por hacer referencia a mi empresa Rotulowcost. Una pregunta, veo que has sacado el artículo de El Economista ¿prensa escrita o internet?

    ResponderEliminar