sábado, 11 de septiembre de 2010

Coaching, bien utilizado... potente herramienta

El coaching es un modelo que tiene la finalidad de desarrollar el potencial de las personas, de forma metódica, estructurada y eficaz, centrándose en las posibilidades del futuro. Es preciso conocer cuáles son los elementos fundamentales y cómo utilizarlos para lograr mayor efectividad.

Existen en coaching tres partes que deben alinearse para conseguir resultados óptimos o al menos un resultado positivo.

1. Las empresas, es decir, los que contratan el servicio y los que supervisan al que recibirá el coaching, deben partir con una comprensión real de lo que puede proporcionar esta herramienta y el apoyo interno que le darán al que participa en un programa de este tipo.

2. El sujeto que recibirá el coaching, debe también iniciar el programa entendiendo qué puede esperar como resultado, cómo le afectará en sus posibilidades profesionales y qué contribución activa se le exigirá para realizarlo.

3. El coach, atendiendo a la experiencia profesional que posee, considerando ese sector de la economía y tipo de empresa, en qué otros sectores y empresas, nivel de las personas que ha ayudado, experiencia multicultural de empresas e internacional.

El no proporcionar la debida atención a esos tres elementos e incluirlos en la base de partida del programa, genera más problemas que los que existían antes del coaching y habría sido mejor no utilizarlo.

Algunos ejemplos típicos:

* "Queremos promoverle al puesto de...". Si no se ha hecho diligentemente el análisis personal, la proyección esperada y el apoyo interno que recibirá en su nuevo cometido, creará frustración en la persona, en los que encargaron el coaching y en el resto del personal, que dudará de la eficacia de la herramienta.

* "Queremos pulir algunas actitudes y capacidades de interacción de...". Si no hay una descripción clara de los interlocutores internos y externos, del estilo y cultura de la empresa, pueden pulirse, sí, pero los equivocados.

* "Queremos mejorar sus puntos fuertes y débiles...". Se pueden mejorar pero... son los que la empresa necesita en ese momento y quién va a medir el progreso?

* "No consigo entenderme con esta persona...". El entenderse requiere esfuerzo por lo menos de dos personas y muchas veces el coaching debiera incluir a ambas, conocer cuáles son las dificultades y cómo superarlas con esta herramienta.

* "Haremos coaching, tres sesiones de una hora, para alinear el equipo a nivel internacional..." Existe una visión equivocada de lo que es el coaching, no encajan las expectativas con los recursos y mejor llamarle por lo que es, tres sesiones de alineamiento.

* "Utilizaremos coaching para facilitar la integración de equipos de las empresas que fusionamos..." Muy útil pero a su tiempo, una vez definido el nuevo plan de negocio, la organización prevista y los perfiles del personal clave.

* "Necesitamos coaching por las dificultades para acordar objetivos y maneras de trabajar con personal de distintos países..." ¿Queremos entendernos o que acepten nuestra manera de hacer? Si no se enmarca dentro de un programa de intercambio y flexibilidad será altamente improbable alcanzar resultados sólo con coaching.

* "Como nuevo máximo responsable por la empresa, necesito que varios de mis directivos cambien y se adapten..." Bien, pero cuál es su estilo de dirección, qué perfiles le encajan, qué espera de ellos, y lo saben?

* "No ha resultado como esperábamos y su desempeño es insatisfactorio, por lo que procederemos a su despido..." Entiendo pero...¿qué es lo que esperábais, estaba acordado, se le evaluó en su rendimiento, recibió el apoyo necesario, incluido coaching interno y/o externo?

Por último, esta herramienta del coaching se solicita y se ofrece con mucha facilidad y las decisiones de cómo y con quién hacerlo se toman con ligereza. Si para cuidar nuestra salud exigimos diagnósticos y atención profesional especializada, si cuidamos qué personal integramos y mantenemos en nuestras empresas, por qué no exigimos también que el personal que queremos desarrollar esté en las mejores manos...? Ellos son los responsables de que las compañías prosperen y todo el apoyo que les demos debe ser de calidad.

Fuente:www.navactiva.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario