sábado, 4 de septiembre de 2010

Claves para conseguir un buen puesto

Los directivos que deseen acceder a un puesto ya no podrán optar a las retribuciones tan jugosas como en el pasado. Los márgenes salariales se están reduciendo hasta en un 20%. Pero, a menudo, el dinero no lo es todo.
El año que viene las subidas salariales serán inferiores a las de este año. Según el último estudio salarial multisectorial de Towers Watson, el incremento previsto se situará en un máximo del 2,1%, cuatro décimas por debajo del aumento estimado para 2010.
Es un secreto a voces que la negociación salarial ahora no es lo que era hace unos años. Contratar a golpe de talonario pertenece al pasado y de eso se han dado cuenta los ejecutivos y directivos que han visto de la noche a la mañana cómo cambiaba su situación, de tener un puesto cómodo y bien remunerado a estar en la calle y sin buen ambiente para conseguir un sueldo que permita mantener su nivel de vida.
Buena parte de estos directivos se han puesto en manos de los cazatalentos para conseguir un puente hacia un nuevo empleo y se han dado cuenta de que los sueldos no son los mismos.
Plácido Fajardo, socio de Leaders Trust, asegura que "los márgenes se han reducido por la pura ley del mercado de ajuste entre la oferta y la demanda. Es muy difícil establecer un rango, va a depender del tipo de organización, tamaño, nivel de responsabilidad, etcétera".
Muchos de los ejecutivos que rechazaron una oferta laboral porque consideraban que el sueldo no se ajustaba a sus pretensiones se arrepienten de ello. Los expertos estiman el descenso en un 20% del sueldo anual bruto. Sin embargo, no se manejan los mismos márgenes en las empresas del Ibex 35 que en el resto de las organizaciones. "En estas última existen más inequidades y aprovechan para contratar más baratos", aseguran los cazatalentos.
Cómo decir noSin embargo, el dinero no lo es todo y los headhunters recomiendan decir que no siempre que la oferta no se ajuste al objetivo de carrera del candidato, al margen de una retribución más o menos ‘interesante’. Luis Truchado, socio de Eurogalenus, recomienda tener definido un plan de carrera personal:
"Para llegar a ese objetivo hay que complementar la formación y hacer cambios internos y mantenerse alerta sobre las posibilidades del mercado. Un directivo en paro debe hacer lo mismo, con la diferencia de que puede dedicar más tiempo a formación y ampliar su espectro de búsqueda". Tiene que aprender a venderse mejor.
Fajardo coincide en que esto es lo más importante, "porque hay que saber decir que no y escoger la empresa que cubra las expectativas profesionales del candidato, al margen de su tamaño. A veces una empresa de menor tamaño supone un trampolín profesional importante". Añade que, en la búsqueda de lo mejor, "no hay que preocuparse por estar en dique seco. Esto es bastante habitual, no un desprestigio. Mejor estar unos meses fuera del mercado que aceptar cualquier cosa".
Saber venderse
Si normalmente hacer marca es una obligación para ser más atractivo en el puesto de trabajo y en el mercado laboral, en el caso de los directivos con experiencia es una prioridad. Plácido Fajardo, socio director de Leaders Trust, explica que una de las capacidades más valoradas en el proceso de selección es la capacidad de innovación, es decir, "aportar distintas perspectivas que enriquezcan la orientación del negocio". También señala la habilidad para impulsar cambios y adaptarse a las nuevas situaciones, "un atributo cada vez más buscado", apunta.
Fajardo dice que la mejor venta de uno mismo es la que se hace con autenticidad, transmitiendo sinceridad y con pasión sobre lo que uno ha hecho. También recomienda no dejar de lado las referencias: "Quién puede hablar de nosotros, aunque quien mejor lo puede hacer son nuestras obras, qué hemos hecho y qué huella hemos dejado".
Por: Montse Mateos
Fuente: E&E

No hay comentarios:

Publicar un comentario