lunes, 13 de septiembre de 2010

Algunos errores clásicos en la dirección de una empresa

Un decálogo de aspectos negativos que pueden darse en quien esté al frente de una empresa. Conózcalos para evitarlos.

Quien está al frente de una empresa, sea del tipo y sector que sea, bien como Gerente, bien como personal directivo de la misma, puede cometer muy diversos errores que le pueden perjudicar a él y a su propia empresa. Sin duda se mezclarán éstos con sus éxitos y virtudes en la gestión, pero no por eso dejan de ser lunares en su trabajo diario.

Entre los posibles, destacamos el siguiente decálogo negativo, por ser bastante frecuentes en la gestión empresarial. Nuestra recomendación es que quien se vea retratado, total o parcialmente, debería hacer autocrítica de esta situación y ponerle remedio. Lo más normal es que obtenga, de este modo, un beneficio personal.

  1. Puentear, con frecuencia, a sus mandos intermedios.
  2. No escuchar a sus colaboradores y subordinados.
  3. Rodearse de pelotas y aduladores.
  4. Llamar la atención a sus mandos intermedios o colaboradores delante de sus compañeros o subordinados.
  5. Dirigir a gritos, broncas y amenazas.
  6. No dar la importancia debida a las cifras y datos económicos y contables de la gestión.
  7. Dedicarse sólo a los aspectos técnicos y no a los económicos o viceversa.
  8. Despreocuparse o desconocer los costes reales y completos de la empresa.
  9. No delegar en la estructura de mandos o en los colaboradores.
  10. Despreciar el poder y las posibilidades actuales y futuras de internet en la gestión, en el marketing, en la comunicación interna y externa y en la relación con clientes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario