martes, 7 de septiembre de 2010

3 formas de transformar un ambiente laboral tóxico

Cuando aprieta el cinturón, el clima laboral se espesa. es importante determinar las variables que lo producen, clasificarlas y actuar.
Mucha carga laboral, estrés, un ambiente competitivo, unas cuantas malas hierbas; cualquiera sea la causa, trabajar en un ambiente laboral tóxico puede ser, en el mejor de los casos, desagradable, y en el peor, espantoso.
He aquí tres formas de empezar a instigar un cambio positivo:
1. Empiece a hablar. Realice entrevistas personales y confidenciales con cada empleado. Déles el espacio para desahogarse y después comprométalos a resolver el problema que han expuesto.
2. Sea cuidadoso y no se imponga. Ayude a los empleados a analizar los problemas pero no les diga lo que deben hacer. Permita que los empleados se hagan personalmente responsables por mejorar las cosas.
3. No se quede en las palabras; ¡cambie! Comprométase a convertir los reclamos en acciones. Así usted gana la confianza de sus empleados al mostrarles que los está escuchando y realizando cambios a partir de lo que le han informado.
y recuerda que en el ambiente de trabajo todo lo que no suma resta...
Fuente: Tip of the day,Hbral

No hay comentarios:

Publicar un comentario