lunes, 20 de septiembre de 2010

15 Bloqueos a la creatividad


Por Andrés Ubierna 

Todos los seres humanos somos creativos en algún grado. En la actualidad se reconoce que la creatividad no está restringida únicamente a seres excepcionales, y se encuentra como un potencial en cada persona sin excepción.

Es un hecho, sin embargo, que la expresión de la creatividad no siempre ocurre de manera expedita, y con frecuencia nos encontramos con obstáculos que no logramos superar. Podemos hablar de bloqueos, barreras, amarras o inercias, lo concreto es que todas esas expresiones señalan la existencia de algún factor que se interpone para dificultar nuestra conducta creativa.

Los bloqueos pueden frenar la creatividad en forma total o parcial, durante períodos de tiempo muy largos, en toda situación o sólo en alguna de ellas, de modo que una tarea propia de la estimulación de la creatividad consiste en identificarlos y buscar fórmulas para disolver su presencia o atenuarla.

Los bloqueos básicamente pueden actuar tanto desde el plano intelectual como afectivo, o en nuestro ambiente, en los grupos y en la cultura, en forma de influencias restrictivas.

El siguiente listado incluye algunos tipos de bloqueos:

   1. Temor al fracaso, que lleva a retroceder y rechazar los riesgos.

   2. Resistencia a jugar, que termina con el humor y alimenta el apego a lo conocido.

   3. Tendencia a la rutina, que termina asfixiando la posibilidad de descubrir oportunidades.

   4. Miedo a lo desconocido, que cierra el camino de nuevas experiencias.

   5. Exceso de certeza, que perpetúa una sola línea de pensamiento y de acción.

   6. Excesiva rigidez, que no permite valorar y utilizar tanto la lógica como la imaginación y la fantasía.

   7. Desaprovechamiento de los sentidos, que empobrece la experiencia.

   8. Emocionalidad temerosa, que paraliza frente al poder de los afectos.

   9. Falta de sentido crítico, que predispone a la obediencia y al conformismo.

  10. Rechazo a la diferencia, que oscurece la visión de nuevas ideas.

  11. Falta de proyectos compartidos, que impide formas activas de colaboración.

  12. Ausencia de autoconocimiento, que entorpece el desarrollo del potencial.

  13. Soberbia, que anula la posibilidad de poner en duda ideas preconcebidas y meterse cada cual consigo mismo para cuestionar el límite del pensamiento y por ende lograr su trascendencia.

  14. Sobre exigencia hacia uno mismo o hacia otros, que impide aceptar las etapas caóticas y sin control características de la gestación creativa.

  15. Obsesión perfeccionista, que dificulta el proceso de elaboración creativa y rechaza las “ideas en proceso” aplicándoles estándares propios de las “ideas terminadas”.

Tomado del Diccionario de la Creatividad de Ricardo López Pérez con algunos puntos que me tomé la libertad de agregar.

¿Y cuál es la mayor dificultad que encontrás a la hora de encarar un proceso creativo?

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario