jueves, 26 de agosto de 2010

Vende tu plan de negocios

Por lo general, el emprendedor debe exponer su proyecto ante potenciales inversores. Ésta es una tarea crucial para el futuro del proyecto, por lo que debes saberlo hacer para venderlo. Aquí te cómo lograrlo.
Una vez elaborado el plan de negocio te toca enfrentar la prueba más difícil: convencer a los posibles inversores de que tu proyecto de negocio es la mejor alternativa.
Lo común es que dispongas de un escaso tiempo para esta prueba vital. Normalmente te darán unos 30 minutos para lograr tu objetivo. El problema es que para muchos este tiempo puede alcanzar sólo para explicar la introducción y agregar un “gracias, señores”.
Desde luego, la clave reside en elegir correctamente qué es lo que mostrarás en esos escasos minutos y utilizar todas las tácticas y herramientas necesarias.
Aquí te explicaremos las mejores prácticas para realizar una presentación efectiva ante tus potenciales inversores:
1. La consistencia del emprendedor Además del proyecto, en la presentación estarás vendiéndote a ti mismo. Es fundamental inspirar confianza en el potencial inversor. Esto lo lograrás si muestras pasión, iniciativa, creatividad y capacidad de gestión.
Además domina tu lenguaje corporal. Si hablas pausado, con voz firme, gesto claros y con una buena sonrisa, serás más convincente.
2. El diseño Todo entra por los ojos. Entonces, es importante cuidar las imágenes, los gráficos y los diseños de las diapositivas. Utiliza colores alegres y no llenes las diapositivas de palabras, sólo las necesarias.
También es aconsejable invertir en el diseño de las carpetas. Mientras más cuidado sea el diseño, más profesional parecerá tu proyecto.
3. Entrega sólo lo fundamental. Dado que sólo dispones de unos pocos minutos para presentar el proyecto, habla sólo de lo fundamental. Deja el resto para posibles preguntas. No te metas en temas que no dominas.
4. Prepárate. Las buenas presentaciones no nacen del azar. Todo es cuestión de preparación. Antes de exponer ante los inversores, deberías ensayar ante personas que no formen parte del grupo de trabajo. Ellos podrán darte un valioso feedback que te servirá para ajustar la exposición y generar el efecto deseado.
5. Preevalúa tu escenario. Evalúa previamente a la presentación quiénes formarán tu audiencia, qué grado de interés tendrán en el proyecto y cuánto tiempo tendrá disponible para exponer.
6. El tiempo justo. El suficiente para exponer todo lo importante sin aburrir a la audiencia. Evalúa la atención a medida que hablas, si ves que la gente está cansada, acorta tu discurso. Es preferible hablar menos y dejar que los interesados pregunten.
7. Una conclusión matadora. Al igual que las conclusiones del plan escrito, los últimos cinco minutos de la presentación son claves. Es el momento para utilizar la pasión y poner las cartas sobre la mesa. Aquí puedes ser subjetivo y utilizar frases como "estoy convencido(a) de que esta empresa va a ser un éxito", o "tengo absoluta certeza de que podré llevar adelante este proyecto".
8. El documento escrito. La versión escrita del plan de negocios puede ser entregada al comienzo o al final de la presentación oral. Debes asegurarte de tener suficientes copias para todos los presentes.
9. Presentación Power Point. Las diapositivas son una forma clásica y efectiva de realizar una presentación visual. Las imágenes deben ser de calidad fotográfica. Otra ventaja es que puedes regular los tiempos mediante un control remoto.
10. Pizarrones o rotafolios. Siempre es bueno tener a mano un lugar para escribir. Las presentaciones en ordenadores o proyectadas son efectivas pero dejan poco lugar para lo espontáneo. Un lugar para graficar pensamientos, hipótesis y relaciones no está de más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario