domingo, 8 de agosto de 2010

Que técnica de Marketing se usó para conseguir el éxito de ventas "El Código da Vinci"

El verdadero secreto del Código Da Vinci: la técnica de marketing que se usó para venderlo
La promoción del Código Da Vinci, basada en el "boca a boca" fue una joya del marketing. Ahora, las herramientas tecnológicas la están perfeccionando hasta niveles insospechados...
El Código Da Vinci es, con más de 60 millones de copias vendidas, el mayor éxito editorial de nuestro tiempo. Paradójicamente, su campaña de marketing fue increíblemente sencilla y se basó en el tradicional "boca a boca". Poco antes del lanzamiento, los editores enviaron 10.000 ejemplares del libro a personas influyentes para que los recomendaran a sus amigos.
Según el artículo Network-based Marketing de Wharton Business School, el caso del Código Da Vinci es un ejemplo primitivo de una novedosa técnica denominada "network-based marketing", un refinamiento tecnológico del archi conocido "boca a boca".
El enfoque se basa en una teoría social que supone que quienes interactúan regularmente comparten una serie de intereses, ideas y, lo más importante para la empresa, gustos de consumo. Por lo tanto, si usted sabe que la persona X se comunica frecuentemente con Y, es probable que Y esté interesada en comprar los mismos productos que X (y probablemente lo hará si X se lo aconseja).
Estrictamente, esto no es ninguna novedad. Sin embargo, las tradicionales investigaciones de mercado no brindan datos sobre quién se comunica con quién.
Sin embargo, las maravillas tecnológicas están removiendo esta restricción. ¿Tiene usted una cuenta de Gmail? Si la respuesta es afirmativa, Google sabe exactamente con quiénes se escribe usted, con qué frecuencia, etc. Esta información es una mira de oro para el network-based marketing.
¿Alguna vez llamó a alguien por Skype? Si lo hizo, la empresa sabe exactamente con quién habló, cuándo lo hizo, por cuánto tiempo, etc. Un dato extra. El gigante de las subastas eBay pagó 2.600 millones de dólares por Skype. Es una gran manera de hacerse de la fabulosa base de datos relacional de la start-up telefónica.
Los investigadores de Wharton comprobaron la eficacia de la nueva técnica a través de un experimento de campo en una corporación de las telecomunicaciones que quería promocionar un nuevo servicio de Internet. Primero, se formaron dos grupos.
El primero estaba conformado por personas interesadas en la alta tecnología (según indicadores demográficos, de consumo, etc.). A estos se les envió un correo masivo.
El segundo grupo estaba compuesto por personas que se comunicaban frecuentemente con clientes de la empresa.
El resultado: el segundo grupo tuvo 3,4 veces más suscriptores que el primero.
Los investigadores deducen lo siguiente. Las personas del segundo grupo comentaron a sus amigos que habían recibido la oferta de un nuevo servicio de Internet. La respuesta de sus amigos: "Sí, yo lo tengo. Es muy bueno. Te lo recomiendo". ¿Qué mejor argumento para que uno también se suscriba? Esa es la magia del network-based marketing.
De esta forma, señalan los investigadores, esta nueva técnica promete grandes ahorros en los presupuestos de marketing. Las campañas tradicionales suelen ser costosas y de bajo retorno.
Los datos sobre potenciales clientes obtenidos de indicadores demográficos y patrones de consumo son imprecisos.
Las campañas masivas, por su parte, disparan para todos lados con la esperanza de acertar al objetivo.
El network-based marketing puede ser una fantástica manera de recortar costos porque funciona como una bala de plata con altas probabilidades de dar en el blanco.
Por: Redacción de MATERIABIZ

No hay comentarios:

Publicar un comentario