domingo, 22 de agosto de 2010

¿Qué tan caro son los “Problemas” de los equipos de trabajo en las organizaciones?

Un comentario al margen… desde que tengo uso de mi memoria empresarial, el tema de los problemas que tienen los equipos, entre sus miembros, es algo que siempre se ha comentado. Pasan los años, y el tema sigue. A veces, más grave de lo que imaginamos…Un “equipo de trabajo” o “trabajo en equipo” es un grupo de individuos que comparten tareas y objetivos, para un fin determinado.
Ejecutan las tareas en las empresas y trabajan juntos, ya sea combinados en departamentos, en líneas de producción o gerencias. Normalmente están liderizados por algún miembro y pocas veces tienen una estructura de autogestión.
Los equipos cumplen sus tareas .
Si no lo hacen, simplemente la empresa desaparecería. Pero lo cierto es que existe poca cultura organizacional al examinar cómo trabajan dichos equipos. No forma parte de la contabilidad financiera como están trabajando.
Cuando me refiero a “problemas” en los equipos, simplemente me enfoco en las dificultades naturales, explicitas y ocultas, que tienen los individuos que trabajan juntos, por un objetivo, en una organización, y que van afectando la productividad laboral por el tipo de relación que desarrollan trabajando.
Hay equipos que trabajan muy bien:
1.- Existe disposición natural de ayudar a los demás 2.- Entienden que el problema de uno es el problema de todos 3.- Todos dan más de lo que ofrecen 4.- El apoyo es natural y no condicional 5.- Apartan las diferencias personales a la hora de colaborar 6.- Todos promueven un clima cooperativo y amigable 7.- El respeto y la confianza están presentes en la relación entre todos
Hay también equipos que hacen difícil la convivencia y la efectividad relacional mientras trabajan:
1.- El mal humor es una constante entre todos 2.- El egoísmo y el engaño es el pan de cada día 3.- La manera en que se piden las cosas resulta en faltas de respeto 4.- Poca flexibilidad en buscar acuerdos y soluciones 5.- Hipocresía entre compañeros y supervisores 6.- Cada quien hace lo que le toca y hasta donde le toca, sin importar los demás 7.- Comentarios mal intencionados y maltratos
Lograr un equipo perfecto es cosa, casi, de la fantasía. Cómo le cuesta a Disney tratar de demostrarlo en los mensajes de sus películas, por ejemplo. Pero lo que si puede ocurrir, es que los líderes de las empresas trabajen más en la cultura por un mejor trabajo en equipo, o que los propios equipos trabajen más en mejorar su cultura.
Algunos costos ocultos que no están reflejados en la contabilidad financiera de su empresa (forman parte de la finanza relacional que no llevan la mayoría de las organizaciones), pero que pueden poner en peligro la propia existencia de su compañía.Los costos a los que haré referencia, tienen que ver con los efectos que producen los conflictos y problemas que se generan entre los miembros del equipo, que con una realidad hace muy complicado alcanzar una productividad de estándar mundial.
Veamos algunos de ellos:
1.- Retrasos en los procesos… por las peleas entre miembros del equipo. Cada quien hace lo posible (e imposible) por afectar de manera negativa el trabajo del otro.
2.- Aumento del “tiempo efectivo” para tomar decisiones. Muchas veces no se toman a tiempo, por evitar reuniones en conjunto, donde los compañeros tienen que verse la cara. Prefieren evitar el encuentro y sin querer afectan el negocio.
3.- Incremento de acoso laboral entre los miembros afectados. Existen compañeros que están más pendientes de hacer algún tipo de daño sicológico al otro, que de estar pendiente de su trabajo y actividades rutinarias.
4.- Complicaciones para la resolución de problemas en equipo. Una persona no se la sabe toda. Dos, hacen milagros. Todos los días, los procesos de un negocio, demanda la resolución de problemas entre dos o más personas. Si entre alguno de ellos hay conflicto, esto alarga la resolución de cualquier situación apremiante, extiende el tiempo de solución, afecta los costos operativos y hace más caro el proceso y / o el servicio.
5.- La rapidez o lentitud de los procesos tiene que ver más con la calidad y el equilibrio relacional natural entre los compañeros de trabajo.
6.- Los conflictos afectan los sentimientos, las ganas y el deseo de las personas en poner mayor o menor énfasis en sus espacios de trabajo. Esto afecta al cliente interno y por supuesto, al cliente externo de turno, en ese momento.
7.- Tener problemas con algún miembro del equipo, afecta las hormonas que regulan el corazón y el sistema inmunológico, aumentando el riesgo de infarto o accidente cerebrovascular (ACV). Por cierto, el infarto es la segunda causa de muerte en Venezuela. Nunca olvide lo siguiente: en la mayoría de los casos, usted pasa más tiempo en el trabajo que en su propia casa. Preocúpese por la calidad de las relaciones entre sus compañeros de trabajo.
8.-El equipo no cree en el equipo, por lo que nunca se mejora el sentido de pertenencia. Muchas personas creen que los trabajadores tienen un sentido de pertenencia por la empresa. Mis investigaciones me dicen que las personas se sienten agradadas más (en una proporción 80 a 20) por el tipo de relación entre los compañeros y el jefe, que por el nombre de la empresa. Usted no convive con un RIF, mantiene relaciones con otros seres humanos.
9.- No hay confianza para empujar, para dar más en los momentos de dificultad y sacrificio. Tiene que ver mucho con el punto anterior. Si no hay química, menos ganas para dar más (muy a pesar de cualquier exigencia en normativa y calidad). La gente se enfoca en dar lo básico. Y si el conflicto es alarmante, en dar lo mínimo de lo mínimo.
10.- El cliente percibe la calidad relacional entre compañeros cuando le dan la cara y lo atienden. Forma parte del concepto de servicio.
Muchos dueños de negocios y empresarios hacen el mejor esfuerzo por tener la mejor estructura, como se dice en computación, el mejor hardware. También logran captar el mejor talento, el software. Pero muy pocos se enfocan en desarrollar y mantener el mejor clima de trabajo relacional, es decir, enviromentware.
Trabajar en la cultura de interacción y calidad relacional, puede aumentar la productividad de tu empresa en más de un 300%. Haga simplemente la prueba. No tiene ningún peligro ni amenaza. Sólo mejoras y transformaciones positivas.
Por: Juan Carlos Carames

No hay comentarios:

Publicar un comentario