jueves, 26 de agosto de 2010

La gran distribución dice que no puede bajar más los precios

El carrito se complica (Ver gráfico)
La gran distribución se enfrenta a un final de año complicado, tras el respiro veraniego. En su contra, las empresas se afrontan la dificultad para seguir bajando los precios.
Su capacidad para reducir los márgenes va agotándose después de dos años consecutivos en los que el sector ha reducido su rentabilidad casi un punto porcentual.
En la primera mitad del ejercicio, las ventas en volumen en la gran distribución cayeron un 2%, mientras que en valor retrocedieron un 3,4%, según los datos de la consultora Kantar Worldpanel.
Esta evolución refleja la política de reducción de las tarifas, que es más acusada si se vuelve la vista a los últimos doce meses. En términos interanuales, el consumo de productos de alimentación y bebidas, droguería y belleza en la gran distribución retrocedió un 0,5%, mientras que en valor bajó un 2,9%.
El retroceso en valor es generalizado en todas las categorías, a pesar de que la demanda de artículos de droguería y belleza creció un 3,3% y un 2,4%, respectivamente. Y fueron precisamente en estos segmentos donde la bajada de tarifas fue más acusada, un 4,4% y un 2,4%, en cada caso.
Eje central Aunque las grandes cadenas de distribución mantienen el precio como el eje central de sus campañas de promoción –es unánime en todos los folletos de vuelta al cole–, resulta complicado que puedan seguir bajando las tarifas. Otro elemento a tener en cuenta es la tendencia al alza de los precios del petróleo y de las materias primas, que tendrá un impacto directo en los precios finales.
En 2009, la rentabilidad media de Alcampo, Mercadona, Eroski, Lidl y Dia (las únicas cadenas que por ahora han presentado sus resultados) se sitúo en el 1,58%, es decir, por cada cien euros de ingresos obtuvieron un beneficio de 1,58 euros.
ComparativaUn año antes, estas empresas ya vieron caer su rentabilidad desde el 2,38% del ejercicio 2007 al 1,76%. Si se amplía la comparativa con los resultados de Hipercor, Centros Comerciales Carrefour y Supercor, la rentabilidad de estas empresas pasó del 2,51% en 2007 al 1,40% en el año 2008.
Por ejemplo, Mercadona, el líder de los supermercados, que durante el último ejercicio consiguió un ahorro del 10% en el carro de la compra ha reducido su rentabilidad del 2,40% de 2007 al 1,74% el pasado año. Por su parte, Alcampo pasó del 3,28% en 2007 al 2,60% el año pasado. En 2009, la cadena alemana de descuento Lidl mejoró su rentabilidad hasta el 0,95%, aunque no llegó a la cifra del 1,07% de dos años antes. Su gran rival español Dia consiguió una rentabilidad del 3,41%, frente al 4,23% de 2008 y el 2,92% de 2007.
“Con los niveles a los que ha llegado la distribución es difícil que puedan seguir bajado los precios”, concluye Jorge Rioperez, socio Responsable de Consumo e Industria de KPMG en España.
Menos alegría
En su opinión, el consumo está estrechamente relacionado con la confianza de los consumidores. El pasado mes de julio, el índice de confianza subió de 65,9 puntos a 73,6 puntos, según los datos del ICO.
Sin embargo, la confianza de los consumidores podría deteriorarse a la vuelta del verano con la tensión social que generará la convocatoria de la huelga general el 29 de septiembre. “La sensación de tranquilidad que se ha generado este verano se corregirá ahora con noticias que crean desconfianza en el consumidor”, añade Jorge Rioperez, de KPMG.
Por su parte, las empresas son, en general, reacias a comentar sus previsiones, aunque, en general, siempre lanzan un mensaje positivo. Fuentes próximas a un distribuidor señalan que las perspectivas son mejores que en el año pasado, cuando se respiraba “más inquietud y más miedo en el consumidor”.
En general, septiembre no es un mal mes para las empresas del sector, ya que la vuelta al cole y la reposición de la despensa obligan al consumidor a gastar. Lo complicado viene después, en los meses de octubre y noviembre. La campaña de Navidad es otro periodo clave, ya que las empresas se juegan el cierre del ejercicio.
Vuelta al cole
El Corte Inglés ‘Precios que dan la nota’ es el lema de este año de Hipercor. En 2009, el grupo incorporó la promoción de rebajas del 50% en la segunda unidad, que en esta campaña tiene un precio fijo prácticamente igual que un año antes. Hasta el 31 de agosto, mantiene una campaña de descuento de 3x2 en algunos productos de alimentación. Además, lanza del 26 al 31 de agosto la promoción ‘Visto y no visto’ con la que pretende dar salida a los últimos artículos de rebajas.
Alcampo
Su folleto ‘Vuelta al cole, vuelta a casa’ mantiene el lema del ‘Ahorro está en el precio’. En el material escolar, el grupo ha ido más allá e incluye unos logos en los que identifica las tarifas con el mismo precio que en el folleto de 2009 y las que han bajado. En alimentación, muchos productos coinciden en las tarifas con el año anterior.
Lidl
Fuentes de la cadena de descuento alemán aseguran que es “difícil ser más agresivo en precio de lo que ya somos”. La empresa realiza dos promociones de vuelta al cole en el año, tras el verano y después de Navidad, con algo más de 70 artículos. En el resto de productos, alimentación y no alimentación, sigue su fórmula de lanzar acciones cada semana.
Carrefour
La cadena de hipermercados terminó ayer una campaña de descuentos del 20% en 10.000 artículos. Hasta el 9 de septiembre y con el lema ‘Precios para todos los bolsillos’, lanza una promoción de 3x2 en más de 2.000 productos y destaca la bajada de precios de algunos artículos básicos, bajo la nueva enseña ‘Carrefour Discount’.
Por: I Elizalde
Por: Expansión

No hay comentarios:

Publicar un comentario