domingo, 29 de agosto de 2010

Inditex quintuplicó su tamaño en los últimos diez años

Desde el año 1999, la multinacional gallega generó 74.100 empleos y abrió 3.745 tiendas. Disparó su beneficio de doscientos a 1.314 millones de euros
Inditex avanza a tal velocidad que los datos que se recabas ayer y publicas hoy, seguramente ya están desfasados. Un par de tiendas más, el estreno en algún mercado, unos millones de facturación extra... la máquina no se para.
A esta redacción llegó la Memoria 2009 de la multinacional de la moda gallega, del imperio que fue capaz de articular y aún gobierna un visionario como Amancio Ortega, fundador y presidente.
Buceando en la CNMV, rescatamos los primeros informes que el grupo enviaba, un resumen de 1998 y el de 1999. El objetivo era pulsar cuánto y a qué velocidad ha sido capaz de crecer la compañía, y el resultado es una prueba de la década dorada que ha logrado culminar el universo Zara: se ha multiplicado por cinco, tanto en negocio, como en red logística, plantilla o establecimientos... y por algo más también si lo que medimos son los beneficios netos anuales.
Así, si viajamos en el tiempo y tomamos como punto de partida 1999, los diez ejercicios siguientes han permitido confeccionar una Inditex formada por ocho cadenas –faltaban Zara Home y Uterqüe– que pasó de 18.200 personas en plantilla a las 92.301 (cinco veces más, o un avance del 407%) que se constatan en la Memoria 2009. Quizá a a lo largo de 2011 se supere la cota récord de 100.000 empleados.
En cuanto a las tiendas, a 31 de enero de 2000, con el curso de 1999 concluido, contaba con un total de 922. En la clausura del pasado, esta cifra se disparó a 4.607, un 399,7% más –volvemos a la tabla del cinco– aunque en la actualidad la cifra se ha quedado corta, muy corta: al cierre del primer trimestre fiscal del grupo, con datos publicados en junio, ya contaba con 4.705, que a día de hoy podrían rebasar con creces las cuatro mil ochocientas. Las cinco mil llamarán pronto a la puerta, tal y como confirmó a este periódico Pablo Isla, vicepresidente y consejero delegado de Inditex, quien situó este hito casi a la par de la consecución de esa plantilla de cien mil efectivos.
Al mismo tiempo que una mina de empleo, en estos diez años el grupo puede presumir de haberse convertido en uno de los principales embajadores empresariales de España y de Galicia en el mundo. Con presencia en treinta países iniciaba este período, y en 74 se encontraba a 31 de enero de 2010. En ese ejercicio se abrieron las primeras tiendas en Siria, y en los primeros meses del año en curso se produjo la entrada en Kazajistán, Bulgaria e India, alcanzando la cifra de 77 mercados. Durante 2011 está prevista la apertura de las primeras tiendas en Australia y Suráfrica. El grupo extenderá sus banderas, que son los Zara, Massimo Dutti, Bershka, Pull & Bear, Stradivarius, Oysho, Zara Home y Uterqüe a ochenta estados en todo el mundo.
Para crecer, hubo que hacer una importante apuesta y en inversiones el grupo no descansó ni un segundo. Ya en 1999 la cifra que destinaba a crecer era muy relevante, con unos 422 millones de euros –entonces aún lo detallaba en pesetas, con más de 70.214 millones– y dedicó el pasado ejercicio algo más de 510 millones. Puede no suponer ninguna variación extraordinaria para lo que representa Inditex, con un avance de sólo el 20,8%, y sobre todo teniendo en cuenta que en el trienio comprendido entre 2006-2008 superó de largo en cada anualidad los novecientos millones. Pero si contabilizamos esos once años acumulados de inversiones –los mimbres en euros que hicieron a la compañía líder de la moda mundial–, la cantidad global asciende a 7.184,4 millones.
Esta cifra más que billonaria en pesetas quizá pueda comprenderse mejor si planteamos su equivalencia en los presupuestos de la Xunta vigentes para este año: con la inversión acumulada de Amancio Ortega se podría afrontar todo el funcionamiento de la sanidad gallega a lo largo de este año (3.728,3 millones), la atención educativa (2.367,2) e incluso todas las partidas consignadas para la dinamización económica (745,3). A poco que se rascase el bolsillo, también podría afrontar los más de quinientos millones con los que se cuenta hasta finales de 2010 para mejorar la movilidad y las infraestructuras.
Toda esa apuesta ha configurado un coloso capaz de ingresar cada año una cifra que se acerca a los dos billones de las antiguas pesetas. El ejercicio pasado superó los once mil millones de euros (11.084), cuando en 1999 su volumen de negocio ascendía por primera vez de los dos mil millones. Por aquel entonces, todavía computado en las viejas rubias, totalizaba 338.601 millones de pesetas. En este largo recorrido atravesando la última década, podemos constatar un incremento de las ventas del 444%, nada menos. De nuevo, el multiplicador aplicado a sus ingresos supera con creces el cinco. Además no ha dejado de crecer en ningún momento y en muchos años estuvo muy por encima del doble dígito. La crisis actual sólo logró moderar su crecimiento al 6,5% el año pasado.
De estas cifras vienen los resultados. Con más de 1.314 millones en 2009, hace una década completa esta cifra se reducía a 240,7. ¿Adivina? Supone más que quintuplicar el beneficio atribuido, las ganancias netas. Un 446% más. Al mismo tiempo, hay pocas empresas en el mundo capaces de presumir de una solidez financiera como la que comanda Ortega y gestiona Pablo Isla. Acabando 2009 con 2.420 millones en caja, no precisa recurrir a financiación foránea. Inditex se basta sola.
Principales Datos
7.184 millones.
Inversión acumulada de Inditex entre 1999 y 2009, una cifra que es buena muestra de su poderío: en pesetas estaríamos hablando de 1,2 billones.El 47,5% del beneficio, a dividendos. Inditex repartió 3.800 millones de euros en dividendos entre 2001, año de su salto a Bolsa, y 2009. Más de 2.253 fueron a manos de Amancio Ortega (59,29% del capital) y a Rosalía Mera (6,99%) le tocaron 265,7 millones.
7671756.829 prendas y complementos que el grupo textil gallego puso en el mercado la pasada campaña, cerca de los ochocientos millones, con un aumento anual del 10%. Gracias a sus planes de minimización de residuos, pese a que aumentó en un 85,6% el textil fabricado entre 2005 y 2009, la generación de desechos creció sólo el 10,6%.
2-S ‘CiberZara’. Su tienda ‘on- line’ arranca el jueves en España, Alemania, Francia, Portugal, Italia e Inglaterra
Por: Santi Riveiro Santiago
Fuente: El Correo Gallego

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada