domingo, 8 de agosto de 2010

El camino a tu propia empresa

Mucho se ha escrito sobre las claves del éxito de la gestión empresarial. No obstante, los expertos coinciden en los principios básicos que deben guiar al emprendedor:
1.-Motivación,
2.-Organización de tareas y
3.-Tecnología.
Estos tres pasos pueden tomarse como el resumen del camino para convertirse en su propio jefe.
Ser su propio jefe es el sueño de muchos profesionales anclados en la rutina o hartos de la burocracia de su compañía o cansados de los límites que les imponen sus directivos a su trayectoria laboral. O, simplemente, el trabajo autónomo se anhela como la materialización de una buena idea.
Sin embargo, aunque el negocio de éxito sea la cúspide del espíritu emprendedor, no todos los profesionales aceptan el riesgo. Los motivos para posponer su proyecto de negocio y mantenerse como trabajadores por cuenta ajena sobran: adquirir más experiencia, gozar de beneficios laborales o de estabilidad económica, entre otros.
Noam Wasserman, profesor de la escuela de negocios de Harvard, respecto a este punto, afirma en Harvard Business Review que esperar al momento perfecto para poner en marcha una empresa propia es inútil. "Siempre habrá inseguridades, incluso en el inicio de la trayectoria profesional. Cuando el ingenio empresarial despierta su ánimo emprendedor, carpe diem", aconseja.
En el mismo sentido, Ray Gaines, autor de Start your onw Business, asegura que la recesión económica no es una razón para postergar la actividad emprendedora. Al contrario, la coyuntura actual es una oportunidad para la creación de nuevas compañías, ya que cuando empiecen los brotes verdes de la recuperación, se necesitarán proveedores, estima este experto. Y, en ese momento, sólo los negocios que se han logrado posicionar durante la época de crisis lograrán concentrar la atención.
Con todos los riesgos, el trabajo autónomo es una aventura y el fracaso una posibilidad. El estrés, las largas horas de trabajo y los bajos resultados en el corto plazo pueden abrumar al empresario y convertir el sueño en una pesadilla, según describen Clate Mask y Scott Martineau en su libro How to conquer the chaos. Sólo con un plan sólido que tenga en cuenta la dinámica del entorno y unos objetivos claros, el emprendedor podrá superar el caos y sacar adelante su proyecto.
Mucho se ha escrito sobre las claves del éxito de la gestión empresarial. No obstante, los gurús de la administración de negocios coinciden en señalar los principios sobre los que se deben fundar las estrategias de los nuevos directivos. Estos tres pasos pueden tomarse como el resumen del camino para convertirse en su propio jefe.
1. Motivación.
La preparación mental para asumir el riesgo de la actividad emprendedora y para hacer que eso merezca la pena es el primer avance en la ruta profesional independiente. En su libro ¡Lánzate ya!, Javier Inaraja destaca la importancia de mantener esa disposición de trabajo para enfrentarse a las contrariedades durante todas las fases de la nueva organización. Sin motivación, ninguna idea de negocio, por brillante que sea, tendrá una solución exitosa. Así, cuando el empresario se mentaliza de que alcanzar su meta es posible, podrá realizar un análisis positivo de la situación y tomar decisiones que le permitan salvar sus problemas actuales, según los autores de How to conquer the chaos. De manera similar, Susan Urquhart-Brown, autora de The accidental entrepreneur apuesta por la motivación como la clave para realizar un plan de negocio comercializable y superar los tiempos difíciles.
2. Organización de tareas
Además de las ganas de emprender, Urquhart-Brown considera que el ingenio empresarial debe ir unido a un perfil polifacético necesario en las primeras etapas de la nueva compañía. Sin embargo, una organización eficiente de la distribución de tareas es un punto clave para el logro de los objetivos. De acuerdo a Mask y Martineau, el agobio de los trabajadores autónomos se puede aliviar teniendo el control sobre sus procedimientos de trabajo para poder mejorarlos.
3. Tecnología
El autor de Start your own business coincide con el resto de autores en la necesidad de controlar y evaluar constantemente los métodos de trabajo para alcanzar la eficiencia. Pero él da un paso más allá: usar la tecnología. Aprovechar las nuevas herramientas que ofrece la era digital es esencial para los nuevos empresarios. Así, recomienda recurrir a las soluciones para pequeñas y medianas empresas, como utilizar softwares de gestión de cuentas para optimizar el monitoreo de procesos.
En las demás áreas de la empresa, ya nadie duda los beneficios de la tecnología, sobre todo, para fomentar la interactividad entre los clientes, proveedores, socios e inversores potenciales.
Por: Evelyn Coloma
Fuente E&E

No hay comentarios:

Publicar un comentario