Cargando...

lunes, 19 de julio de 2010

Trucos para concentrarse y ser efectivo en el trabajo

Mail, móvil, Tuenti, Facebook, interrupciones, ruido, Ipod, música... ¿Y crees que así te vas a concentrar en tu trabajo? He aquí unas reglas para que no pierdas el tiempo.
De acuerdo, vivimos en la era de la tecnología. Eso nos ha permitido hacer muchas tareas con gran eficacia pero la tecnología también tiene su lado oscuro: nos impide concentrarnos. ¿Lo dudas? Entonces, explícame por qué tienes abierto Twitter y lo consultas cada dos minutos. Explícame por qué no tienes un móvil sino dos, que están sonando constantemente.
Explícame esa Blackberry que miras todo el tiempo para ver mensajes. O tu mail, lleno de cartas de amor. Así nunca podrás concentrarte y ser efectivo en tu trabajo. No te cundirá el tiempo, salvo que pongas en marcha estos consejos.
1. Limpia tu mesa. Quita libros, papeles, y documentos. Solo reúne lo que necesitas para realizar esa tarea que te han encomendado.
2. Apaga todo lo que suene. Tu móvil, tu Blackberry, tu iPod, etc...
3. Desconecta internet. Si no lo necesitas para elaborar el informe, fuera las tres W.
4. Céntrate. Si necesitas internet, tenlo abierto solo en la web que te va a ser útil, al menos hasta que termines.
5. Nada de redes sociales. Ya sabemos que tus amigos y amigas te adoran pero no hace falta que las estés consultando cada cinco minutos. Pueden vivir sin ti varios días, quizá semanas, y a lo mejor, meses.
6. Medita. Reflexiona sobre el trabajo que vas a acometer y piensa qué es lo más importante.
7. Controla el tiempo. Calcula cuánto tiempo te debería llevar y ajústate a ese patrón.
8. Divide en bloques. Si tienes que hacer varias tareas en una mañana divídelas en bloques de tiempo.
9. Ritualiza tu tarea. Antes de empezar, ordena el despacho, respira profundamente, siéntate con lentitud y crea el estado anímico necesario para esa tarea. Habla contigo mismo.
10. Stop a los interruptores. No se trata de apagar luces sino que solicites a tus compañeros que te dejen tranquilo durante, digamos, un par de horas.
11. Aíslate acústicamente. Si hay mucho ruido, ponte tapones en los oídos, cierra ventanas o la puerta.
12. Tómate un descanso. Cada cierto tiempo -que no sea cada cinco minutos, por favor-, tómate un descanso. Tu mente también necesita recreos. Será tu premio.
13. Estiramientos. En las pausas, aprovecha para realizar algún estiramiento de cuello o de espalda. Te ayudará a sentirte mejor. Consulta en http://www.estiramientos.es/
14. Apunta ideas. No dejes escapar las ideas que te vienen a lo loco. Anótalas en un bloc que tengas a mano, en tu ordenador, o en la aplicación de tu cuenta de Yahoo llamada Bloc de Notas.
15. Haz cada cosa a su tiempo. No te distraigas haciendo varias tareas en un mismo bloque de tiempo. No comiences una sin terminar la otra.
16. Remacha el trabajo. Cuando termines, tómate tiempo en repasar y corregir. No lo arruines todo por no darle el toque final.
Si conviertes todo esto en una costumbre, harás el mismo trabajo en la mitad de tiempo y hasta podrás disfrutar más de tu tiempo libre. En definitiva, además de a tu empresa, estarás siendo mucho más eficiente contigo mismo.
Fuente: El Rincón de Carlos Salas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada