Cargando...

martes, 27 de julio de 2010

Piense a lo grande en la red: Cree su negocio

Piense a lo grande en la red: cree un negocio internacional desde el inicio
Más que bonita, la página de la compañía debe 'cargarse' deprisa para que el internauta se quede. Además, los expertos consideran esencial contar con un publicista especializado en marketing online.
Poner en marcha un negocio en Internet sale mucho más barato que hacerlo en un espacio físico. Si está planteándose montar una empresa online, aquí tiene algunas pistas que le ayudarán a empezar con buen pie.
Un buen producto
Sin él no hay nada que hacer. Una opción es trasladar a la Red un producto del mundo real. No todos pueden pasar a Internet; los alimentos, por ejemplo, rara vez triunfan. Una buena idea es encontrar un nicho de mercado, es decir, un público que demande algo, y ofrecérselo. Poca proyección pueden tener los negocios que se dirigen a un sector muy especializado y a un mercado limitado: por ejemplo, un emprendedor que venda monedas antiguas no puede esperar un gran crecimiento en España.
Elegir 'hosting'
Los aspectos técnicos son esenciales. Nos referimos a cuestiones cercanas a la programación informática, como el emplazamiento online y el hospedaje (hosting). El proveedor ideal posee un buen sistema de respaldo o backup (copia de seguridad) y un correcto servicio de atención al cliente. Además, tal y como explica el profesor de IE Business School Enrique Dans, conviene tener un servidor externo, para evitar que la página se cuelgue si en un momento dado recibe un aluvión de visitas. Amazon es una de las compañías que ofrecen este servicio.
El diseño
Si el portal es bonito, mejor; pero lo principal es que funcione bien. Si el aspecto es impecable pero la página tarda minutos en cargarse, el internauta se irá para no volver. Fuentes de Priceminister señalan que lo aconsejable es "contratar a un profesional del diseño web, o conseguir en Internet plantillas a las que sólo hay que añadir las imágenes y la información". Muchas empresas de hosting incluyen el diseño entre los servicios ofertados.
Que pueda replicarse
En lo que respecta al tipo de negocio, Yago Arbeloa, presidente de la Asociación de Inversores y Emprendedores de Internet (AIEI) considera esencial que el modelo "pueda reproducirse en todo el mundo". Con él está de acuerdo Rodolfo Carpintier, presidente de la incubadora de negocios online Dad, que ha apoyado a empresas hoy tan conocidas como Buyvip o Tuenti. Dad impulsa los proyectos de los emprendedores para cuyo plan de negocio ve proyección y busca socios financieros para ellos, además de acompañarles en su desarrollo.
Posicionamiento
Enrique Dans explica que "no se trata sólo de poner un escaparate, sino también de posicionarlo bien y de que aparezca en los motores de búsqueda. ¿Qué pretendo que ocurra con la información de mi web? Que sea lo más comentada y reenviada posible". ¿Y qué es lo que lleva a la gente a twittear o pulsar la opción Me gusta en Facebook? El sentido del humor con que se presente el producto o su utilidad pueden ayudar, pero descubrir el anzuelo ideal es tarea del emprendedor. Más consejos de Dans: "Busca los sitios en los que encuentres público afín a tu producto, en lugar de bombardear de forma indiscriminada. Para ello son muy útiles los blogs verticales (muy especializados) como los de Weblogs, así como las redes sociales".
Organización
Si el negocio van a llevarlo varias personas, es recomendable describir un correcto organigrama y fijar responsabilidades. Yago Arbeloa explica que entre los trabajadores debe haber "personas con conocimientos acerca de marketing online y de posicionamiento en buscadores", precisamente para cubrir eficientemente el punto anterior. Rodolfo Carpintier señala que una de las cosas en las que se fija Dad para apostar por un proyecto es el hecho de que el emprendedor "haya sido capaz de crear un equipo y de ganarse su confianza".
Establecer objetivos
Alejandro Suárez, consejero delegado de la biotecnológica Genolab, empresa que está lanzando ahora su proyecto online, explica: "Lo primero que hay que plantearse es si uno quiere ser rico o rey; si desea tener un rédito económico desde el principio o establecerse como una compañía que predominará en el futuro". Genolab, dedicada a los test genéticos, ha elegido la segunda opción: "Éste es un proyecto muy innovador, se trata de un nicho al que no se dedica ninguna compañía en España". Su objetivo es "estar bien situados cuando la realidad económica haya cambiado", añade Suárez.
Por: María Domínguez
Fuente: El Economista

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada