Cargando...

martes, 13 de julio de 2010

Nos ponemos guapos a pesar de la Crisis

Bellos ante todo. La recesión tiene preocupados a los españoles, pero no lo suficiente como para dejar de cuidar su apariencia física.
La prueba está en el éxito de las franquicias de estética, entre las que destaca el subsector de la depilación de bajo coste, que ofrece servicios a precios que hace unos años eran impensables.
En España, existen unas 55 cadenas de este tipo, que suman más de 1.583 establecimientos, un 9,6% más que el año anterior, cuando facturaron 221 millones de euros, según la firma Tormo y Asociados, que cifra las inversiones de estos negocios en más de 100 millones de euros anuales. En 2009, quinientos nuevos establecimientos de estética y belleza abrieron sus puertas, con un crecimiento por encima del 50% respecto al año anterior. También se fundaron ocho redes nuevas, lo que demuestra que este sector vivió su explosión durante el ejercicio.
Enseñas jóvenes
El sector de la belleza destaca por su gran atomización y el dominio de las enseñas jóvenes y especializadas. Dos cadenas del mercado de la fotodepilación brillan por encima del resto: No+Vello y Pulsazione, ambas con planes de expansión internacional y aperturas que han embellecido la crisis. La primera alcanzará los 600 centros en España en 2010, con más de 140 aperturas. Facturó 40 millones de euros en 2009 y está presente en 6 países.
Pulsazione celebrará su primer cumpleaños con unas 200 aperturas durante este ejercicio. En la actualidad, factura 8 millones de euros y el beneficio neto ronda los 4 millones. En su plan de crecimiento, figura la salida a Europa y a Latinoamérica.
¿Dónde está el secreto de estas cadenas? En la poca inversión inicial necesaria para montar un local (entre 25.000 y 30.000 euros) y en el bajo precio de sus servicios, que han popularizado unos tratamientos antes reservados a las clases más pudientes.
El principal problema de este mercado es la excesiva atomización. “Es importante que las cadenas sepan incorporar las tendencias y nuevos esquemas de negocio que se dan en el mercado, ya que, actualmente, los gustos y preferencias e, incluso, los clientes potenciales varían con gran asiduidad dentro de un segmento”, señalan en Tormo.
Sin embargo, la fotodepilación afronta un reto más urgente este año. “Ya hemos vivido el boom durante 2009, así que este ejercicio es de estabilización e, incluso, veremos cierres de las cadenas menos potentes. Quizá no es el sector más interesante para invertir en este momento porque el ciclo puede cambiar”, asegura Santiago Barbadillo, director general de Barbadillo Asociados, consultora de franquicias.
En previsión, algunas cadenas han desarrollado un modelo de negocio distinto.
“Han abierto la gama de sus servicios en lugar de centrarse en la depilación, lo que les permite cubrir más demanda y estar protegidos”.
“Además, la concentración de las ventas en determinados meses del año supone otro de los retos del sector, que trata de mitigar esta situación con la incorporación de servicios complementarios que permitan niveles de facturación estables durante todo el año”, añaden desde Tormo.
Es el caso de Cellulem Block, que está brillando en el mercado del culto al cuerpo. Esta cadena abrió 100 locales (de los 226 que tiene) durante el año pasado. La clave de esta firma se encuentra en la diversificación de tratamientos.
El subsector del cuidado personal, que engloba a 20 enseñas, cuenta con 428 locales en España, facturó unos 67 millones durante el pasado ejercicio y generó unas inversiones de 45 millones. “Estos centros necesitan una inversión muy alta, por lo que se desarrollando lentamente. Pero siguen generando interés”, añade Barbadillo.
Ni un pelo
La cadenas de depilación de bajo coste han vivido una expansión más vistosa que sus competidoras durante 2009. Para este año, la expectativa de negocio sigue siendo optimista, pero no tan exagerada.
Algunos expertos auguran, incluso, posibles cierres, porque es un sector muy atomizado y competitivo en el que varias cadenas están haciéndose fuertes y acaparando gran parte del mercado.
No + Vello, Cellulem Block, Solmanía, Biothecare Estétika y Clínicas Médicas Pelostop, aglutinaron más del 50% del total de centros en España durante el año pasado. A la buena salud de estas franquicias, se ha apuntado Pulsazione, que abrirá unos 200 centros en varios países durante 2010.
Fuente: G. Escribano, Expansión

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada