Cargando...

martes, 20 de julio de 2010

Los fabricantes de moda española, potencian sus negocios 'online'

Las cadenas de moda están acelerando el lanzamiento de sus tiendas 'online' o reforzando su estrategia de comercio electrónico en el actual contexto de crisis, ante el potencial de un negocio que, según las previsiones de algunos estudios, generará unas ventas de 370 millones de euros en 2010 y de 650 millones en 2011 en España.
La decisión del gigante textil Inditex de abrir la tienda virtual de Zara en septiembre próximo podría además impulsar el desarrollo del comercio de ropa por Internet en España, un campo en el que Mango y Women'secret han sido pioneras, con actividad desde el año 2000.
En 2009 las ventas de moda en portales web españoles alcanzaron 195 millones de euros, lo que supuso duplicar la cifra contabilizada en 2008 y multiplicar por diez la del ejercicio 2006, según un estudio realizado por la consultora DBK.
Por tipo de producto, las ventas se distribuyeron en un 60% para confección, un 25% para calzado y un 15% para complementos de confección y artículos de marroquinería.
El desarrollo del mercado se ha sustentado principalmente en los 'outlets online', cuya oferta de primeras marcas a precios competitivos ha tenido una extraordinaria acogida entre los consumidores.
No obstante, la consultora afirma que a corto y medio plazo tenderá a incrementarse la cuota de mercado de las cadenas de moda tradicionales, segmento en el que actualmente se identifican numerosos proyectos de venta 'online'. En concreto, estima que las cadenas podrían concentrar en 2011 el 30% del mercado total, frente al 24% de 2009.
Entre estas firmas, además de Zara, destaca El Corte Inglés, que en junio pasado anunció el lanzamiento de su nueva tienda de moda 'online', con más de 300 marcas nacionales e internacionales, lo que, según el grupo de grandes almacenes, constituye la "mayor oferta en firmas de moda" en Internet.
Grupo Cortefiel, propietario de Women'secret, ha reforzado su apuesta por el comercio electrónico con el desembarco de la cadena de moda joven Springfield en Internet. La compañía, que aspira a que este este canal de venta represente en torno al 6% de su facturación en un plazo de cuatro años, está ultimando también el lanzamiento 'online' de las marcas Cortefiel y Pedro del Hierro.
Por su parte, Mango ha puesto en marcha un plan de expansión 'online' para lograr que las ventas por Internet alcancen el 7% de la facturación global de la marca en un plazo de tres años. La compañía prevé duplicar este año sus transacciones 'online', que en 2009 alcanzaron 11,7 millones de euros, un 1% de la facturación total del grupo y con un crecimiento del 47% respecto al año anterior.
Fuente: Ep, Cinco Días

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada