Cargando...

sábado, 24 de julio de 2010

Los 4 secretos del emprendedor

Tener una idea para construir un negocio no es fácil, llevarla a cabo es una tarea compleja, mantener la empresa es más complicado, y que un emprendedor además sea un buen líder es de los factores más difíciles. “Hay cuatro secretos para un emprendedor:

  • las ventas deben de exceder los gastos,
  • hay que cobrar las facturas,
  • cuidar a los clientes y
  • cuidar mucho a tu gente.
Y se dice fácil, pero no lo es”, dijo Ken Blanchard, el empresario estadounidense conocido por sus discursos y libros sobre liderazgo y administración. El autor de “Autoliderazgo y el ejecutivo al minuto”, uno de sus más de 45 libros, dice que ante todo no hay que olvidar que un negocio debe tener un triple bottom line o el resultado final triple, que consta en: “ser el proveedor escogido por tus clientes, ser el empleador escogido por tus empleados y ser la inversión escogida”. Sin embargo, para el consultor de liderazgo y administración de empresas, el éxito de un emprendedor y su idea está en la humildad. La idea que genera el negocio necesita de un grupo de personas alrededor del emprendedor que ejecuten la idea y la administren, quien quiere conformar una Pyme necesita de ayuda y si su ego es grande, la gente necesaria no querrá estar cerca. “La característica número uno para construir un negocio es que el emprendedor no se crea el foco más brillante del montón. (…) Las personas que empiezan una empresa con grandes egos eventualmente se comen su propio cerebro”, dijo Blanchet. El conferencista que cerró la Expo Management en México, no se considera un gurú de la administración, sino un hombre emprendedor que tuvo suerte. “Y dicen que la suerte es cuando la oportunidad se topa con la preparación”, aclaró el co-fundador de The Ken Blanchard Companies, una empresa dedicada a llevar efectividad a los negocios que los contratan. “Mi padre siempre decía que la integridad es todo lo que se tiene”, dijo Blanchard, el mejor consejo que ha recibido y que ha aplicado a su vida de emprendedor, líder y empresario. Aunque dice que el otro concepto importante es lo que le decía su madre: “No mientas una primera vez, porque de ahí no paras…” “Tienen que ser un poco soñadores”, dice Blanchet, y no tener miedo, ya que “en el minuto en el que tienes miedo, se acabó todo (…) el miedo son expectativas falsas y no te permiten ser lo mejor que puedes ser”. Además, Blanchet dice que las oportunidades se presentan sólo cuando una persona es lo mejor que puede ser en lo que hace y jamás llegan a quienes se quejan del lugar que ocupan. Finalmente, dice, lo que quiere transmitir a los emprendedores y líderes de las Pymes es que: “se quiten de su propio camino, en la vida real el éxito no es siempre resultado de ellos mismos, sino de uno, más uno, más uno, que siempre es mejor que tres. Deben crear un ambiente en el que personas con pasados y destrezas diferentes tengan una voz. El ego humano es la adicción más grande del mundo y tener personas que crean que eres magnífico no es tu trabajo, sino sacar lo magnífico de las personas”. Biografia Ken Blanchard un experto en management notable, gregario y muy popular, es reconocido en todo el mundo por aquel espectacular best seller que escribiera con Spencer Jonson, The One Minute Manager, que vendiera más de 13 millones de ejemplares, y aun hoy permanece en las listas de libros más vendidos. Escritor prolífico, es el autor junto a Sheldon Bowles de una trilogía sobre excelencia en la atención de los clientes: el best seller del diario The New York Times business, Raving Fans©, Gung Ho!, y Big Bucks. También escribió The On-Time, On-Target Manager, Customer Mania!, High Five!, Managing by Values, The Leader Within. Blanchard ha recibido numerosos premios y honores. La revista Training lo ha incluido en el HRD Hall of Fame, y en 2004, ISA, The Association of Learning Providers, le entregó el Thought Leadership Award. Es el “Director Espiritual” de The Ken Blanchard Companies, una empresa de formación y consultoría que fundó con su mujer en 1979. Por: Jorge Aurrecochea , Fuente: In-Nova

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada