Cargando...

miércoles, 21 de julio de 2010

Londres y su revolución ciclista

Dicen que después del próximo 30 de julio algo será diferente en Londres. Ese día, 6.000 bicicletas, que hoy esperan en un garaje a las afueras de la ciudad, serán colocadas en las calles. El ayuntamiento pone en marcha un nuevo sistema de transporte de alquiler que pretende "revolucionar la manera de moverse por la ciudad", según dijo ayer el consejero de Transportes, Kulveer Ranger.
Esta iniciativa se une a otra serie de medidas como las nuevas autopistas ciclistas de Londres y que pretenden que este medio ecológico sea la solución de la movilidad de una ciudad cuyo transporte público es el más caro del mundo.
Se han situado 400 puntos ciclistas donde dejar o recoger una bici en la zona uno del metro, o sea, que habrá una estación cada 300 metros, aproximadamente. Los ciudadanos tendrán que pagar una tarifa de acceso que costará una libra por utilizar el servicio 24 horas, cinco libras por siete días o 45 libras por todo el año. Después, cada vez que se tome una bici se irá pagando por tiempo pedaleado. Los primeros 30 minutos son gratis, como sucede ya en Barcelona.
Transport for London (TFL) ha tenido que apoyarse en una empresa para sacar adelante la idea. El consistorio ha invertido 82 millones de libras (unos 97 millones de euros al cambio actual) pero Barclays Bank, cuyo logotipo aparece en cada una de las bicicletas, aportará 25 millones de libras (unos 29,6 millones de euros) durante los próximos cinco años.
El sistema está pensado para que los forasteros se beneficien. Se ha creado una tarifa para usuarios ocasionales y, además, para utilizarla no será necesario estar registrado. El consejero de Transportes de Londres reconoció ayer que la llegada masiva de turistas a las carreteras de la ciudad supondrá un reto de seguridad. "Casi ningún extranjero está acostumbrado a conducir por la izquierda, por eso será obligatorio para todos los usuarios leer y firmar una lista de consejos para circular. Además, los aparcamientos para bicis estarán provistos de instrucciones en varios idiomas", aseguró el responsable del transporte londinense. Accidentes de bici en la ciudad
El año pasado, 15 ciclistas murieron en las calles de Londres. Entre 2000 y 2008 el número de personas que se mueven en bici por la ciudad ha aumentado un 107% pero los accidentes de tráfico sólo se han elevado un 9,8%, según datos de TFL. La razón es que el aumento de ciclistas ha traído consigo una mayor conciencia de su existencia en la carretera y un incremento de la seguridad. Las nuevas bicis, diseñadas y construidas en Canadá, pesan 23 kilos cada una y están diseñadas dando prioridad a la seguridad. Eso sí, cada usuario tendrá que llevar su propio casco.
Fuente: Maruxa Ruiz del Árbol, Cinco Días

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada