Cargando...

martes, 20 de julio de 2010

Las ideas jovenes con alma de niño

Los niños y los muchachos son un sector atractivo para estrenarse como emprendedor; la clave para el éxito en este segmento es recurrir a la diferenciación y a la tecnología.
Cada vez son más los emprendedores que deciden ser su propio jefe. Si aún no tienes claro en qué rubro invertir tu dinero y generar un proyecto de trabajo, te presentamos algunas oportunidades que se concentran en el mercado de la niñez y los jóvenes. Acércate a los niños Pequeños en edad, gigantes en términos de ventas. Las madres consideran indispensable tomar en cuenta los gustos y opiniones de sus hijos al momento de adquirir un producto, comenta el especialista en estudios antropológicos de De la Riva Consultores, Eduardo Carballo. "Hacen berrinches o promesas y colocan los artículos en el carrito del súper, lo cual los convierte en importantes motivadores de compra". Su influencia es determinante, pues ocho de cada 10 infantes entre ocho y 12 años afirma influenciar en la compra de ropa, artículos para la casa, películas, discos compactos, libros y revistas, según una investigación realizada por McNeal & Consultores de Marketing. Si deseas incursionar en este mercado, hay una regla importante que cumplir: la estrategia de venta no es la misma para un niño de dos años que uno de siete. Hasta el tercer año, les interesan los objetos que les reflejen seguridad, o garanticen tranquilidad en actividades básicas para ellos como dormir. Por el contrario, alguien mayor de ocho, está en busca de productos que pongan a prueba su dinamismo y pensamiento lógico, indica una investigación de la consultora Acuff & Associates. Al hacer un plan de negocios, un punto primordial es considerar a sus padres. Analiza cómo intervendrá el hijo para que sus papás elijan comprarle uno u otro producto, y después elabora una estrategia para ser contundente con los adultos, recomienda el coordinador del Programa Emprendedores, con sede en la Facultad de Contaduría y Administración de la UNAM, Francisco Martínez. Tiempo de festejar.
A los niños les encantan las celebraciones, sobre todo si están personalizadas con el personaje de su preferencia. Esa estrategia le funcionó a Jorge Cárdenas, emprendedor que creó Divertifiesta, un negocio que organiza desde cumpleaños hasta una primera comunión o bautizo al gusto de sus pequeños clientes (y de sus papás). Sus servicios incluyen lo mismo un mago que una representación teatral. Para entretenerlos.
Talleres de verano, campamentos o paquetes de viajes que incluyan diversión de acuerdo a sus necesidades. Algunos ejemplos de este giro son la propuesta "explorador" explorador nocturno, que ofrece el Zoológico y Safari Guadalajara, o la Granja Didáctica del Tío Pepe, en la Ciudad de México, que maneja el concepto de franquicias. Rutinas en pequeño.
Los padres siempre buscarán que sus hijos se ejerciten. Aunado a este deseo se encuentra el de la seguridad. Gimnasios, centros de estimulación, espacios con albercas o donde se practique cualquier actividad física, lo importante es que los padres tengan garantizado el cuidado de sus niños, aunque eso signifique una inversión más alta. Ganancias jóvenes Los muchachos de hoy poseen un ‘software' diferente al de los adultos. Las herramientas de conocimiento y capacidad de análisis son diferentes a las que los adolescentes tenían en épocas pasadas. El mercado se enfrenta a jóvenes expresivos, reventados, retadores, sarcásticos, impacientes y críticos, indica la directora de De la Riva, Gabriela De la Riva. Las nuevas generaciones buscan en los productos beneficios adicionales de información, entretenimiento y contacto directo. Son consumidores que entran a foros virtuales en busca de recomendaciones para comprar un producto y eligen aquellos que resuelvan sus necesidades con innovación. Si te interesa este sector, una alternativa es comenzar por dar un vistazo a los espacios en Internet más consultados por estos consumidores. De acuerdo con estudios de la consultora JWT, que cuenta una Unidad de Análisis y Marketing Antropológico, para los jóvenes, en especial adolescentes, la red es un refugio vital. Ahí pueden jugar, divertirse, estar conectados con lo que les gusta. No conciben su convivencia sin Internet.
Aquí, algunas ideas de negocios, de acuerdo con el coordinador del programa emprendedores.
Moda.
En prendas, accesorios, cortes de cabello, maquillaje y todo aquel producto con las tendencias del momento; ellos no quieren parecerse a un adulto, sino tener su propio estilo. Les interesan los objetos que incluyan personajes de su mundo, compuesto por música, TV, deportes y, en algunos casos, arte. Esparcimiento y compras.
Tendrá un panorama atractivo los lugares donde puedan adquirir un producto o servicio a menor precio, y si éste tiene el plus tecnológico mejor. Son "cazadores de ofertas" natos. Esto no significa que por pagar menos sea un lugar sin personalidad, porque ellos buscan sitios donde sentirse especiales, presumir "su nuevo atuendo" y ser libres. Alimentación:
si bien no son ajenos al concepto de light o lo saludable, en esta etapa funcionan mejor los snacks que pueden llevar en su bolsa y comerlos en la escuela, viendo televisión o chateando, o bien, los lugares de comida rápida. Tecnología:
el celular, la computadora y el iPod son parte esencial de su vida, crear contenidos o servicios relacionados con estos medios también generan un mercado atractivo.
Fuente: Ivonne Vargas, CnnExpansión

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada