Cargando...

viernes, 16 de julio de 2010

La entrada de Forever 21 agudiza la batalla del textil de bajo coste

Prevé abrir en 2011 sus primeros locales
La entrada de Forever 21 agudiza la batalla del textil de bajo coste
El próximo año desembarcará en España una de las principales cadenas de moda de bajo coste: Forever 21. La compañía estadounidense ya está buscando sus primeros locales en dos de las arterias más comerciales de Madrid y Barcelona, la Gran Vía y el paseo de Gracia. Su llegada supondrá un nuevo desafío para H&M, Zara o Mango y para firmas low cost como Primark.
España vuelve a ser uno de los principales focos de atención del sector de la moda y cada día atrae a más operadores internacionales hasta ahora reacios a entrar en este mercado. En parte porque llegar a España en un momento de volatilidad económica ha conllevado meses de cautela. Pero los planes vuelven a estar sobre la mesa. Es el caso de la estadounidense Forever 21, que llegará en unos meses y acelerará la guerra de precios en la moda de bajo coste.
Si se cumplen sus planes, Forever 21 entrará en España en 2011, según adelantan fuentes del sector inmobiliario. Lo hará en Madrid y Barcelona, donde está buscando activamente sus dos primeros locales comerciales. Su desembarco dará más vida a un sector donde Zara, H&M y Mango son los grandes dominadores, aunque tienen que enfrentarse a la creciente competencia del bajo coste de Primark, C&A y de firmas locales como Shana, la cadena más económica de la matriz de Friday's Project.
La llegada de Forever 21 será por la puerta grande, ya que la multinacional pretende desembarcar en dos de las principales arterias comerciales españolas: la Gran Vía madrileña y el Paseo de Gracia barcelonés, según apuntan las citadas fuentes. De esta forma, replicará la estrategia que lleva a cabo en su mercado doméstico, donde se ubica en zonas comerciales con gran rotación de consumidores, especialmente, jóvenes. Así lo ha hecho, por ejemplo, en Nueva York donde tiene cuatro establecimientos. El último en Times Square, que antes ocupaba Virgin. Esta tienda se inauguró hace sólo unas semanas y se diferencia por permanecer abierta hasta las dos de la madrugada.
Por el momento, la empresa creada en Los Ángeles sigue valorando distintos locales en España. En parte, porque la dimensión que deben tener sus tiendas -2.000 metros cuadrados- reduce sus posibilidades. Sin embargo, el mercado inmobiliario, especialmente el de las grandes ciudades, es hoy mucho más flexible que en años anteriores, ya que la crisis ha acelerado la rotación de tiendas que no alcanzan sus objetivos.
El perfil comercial de Forever 21 es diferente al de enseñas de moda ya asentadas en España como H&M, Zara o Mango. En cierto modo, dentro del segmento comercial estadounidense se dirige a un público objetivo adolescente que queda al margen de firmas textiles locales más tradicionales como GAP. Por ejemplo, el precio de los vestidos de Forever 21 ronda los 25 dólares (19,5 euros) y el de las camisetas, los 16 dólares (12,5 euros).
La compañía nació en Los Ángeles hace 26 años de la mano de un comerciante de origen coreano. En un principio, el nombre de la tienda era Fashion 21. Sus resultados superaron las previsiones iniciales y en el primer año sus ventas se multiplicaron por 20. Poco después cambió su nombre por el definitivo Forever 21. Si se cumplen las previsiones que el grupo ha señalado a distintos medios estadounidenses, cerrará el ejercicio 2010 con un volumen de ingresos de 3.000 millones de dólares (2.350 millones de euros), con lo que duplicaría la facturación lograda en 2005.
Su entrada en España supondría además su primer paso en Europa, ya que a día de hoy no cuenta con establecimientos en este continente. Por el momento, su expansión internacional se ha centrado en Oriente Medio y Asia. Por ejemplo, ya está presente en Japón, Corea del Sur, Tailandia, Arabia Saudí, Kuwait o en los Emiratos Árabes Unidos.
Fuente: Cinco Días, Cristina G. Bolinches

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada