domingo, 4 de julio de 2010

EL BOOM DE LAS UNIVERSIDADES ONLINE

FORMACIÓN Hasta hace poco sólo se podía estudiar a distancia en dos universidades españolas: la UNED y la UOC. Pero en los dos últimos años han surgido tres nuevas instituciones privadas y otros proyectos están en trámites administrativos o 'cocinándose'. ¿Por qué se dispara la oferta de titulaciones vía 'e-learning'? Son los únicos centros que han roto la tendencia de pérdida de alumnos y siguen creciendo.
El 13% de los estudiantes universitarios de nuestro país ya sigue sus carreras en instituciones de educación superior a distancia que, en conjunto superan los 190.000 alumnos sólo en las titulaciones oficiales de grado, sin tener en cuenta los posgrados ni la formación continua, niveles en los que suman 4.500 estudiantes más.Mientras que las universidades presenciales han perdido más de 100.000 jóvenes en los últimos años, las instituciones virtuales han logrado romper esta tendencia y son las únicas que han conseguido seguir creciendo en número de alumnos.
Un fenómeno que no ha pasado desapercibido ni para la iniciativa privada ni para la pública. Si hace apenas dos años sólo había dos centros de este tipo en España la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) y la Universidad Oberta de Cataluña (UOC), ambas públicas desde octubre de 2008 han surgido tres nuevos proyectos, todos de naturaleza privada: la Universidad a Distancia de Madrid (Udima), la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR) y la Universidad Internacional Valenciana (VIU), aunque ésta última está impulsada desde la Generalitat valenciana.
Nuevos proyectos
Una nueva institución privada se encuentra ya en el proceso legislativo para ser reconocida oficialmente, la Universidad Internacional de Castilla y León (Unicyl). Y en Andalucía y Murcia algunos grupos privados se han interesado por presentar ante las autoridades educativas autonómicas de estas comunidades proyectos para poner en marcha nuevas universidades online.
Está claro que la demanda de este tipo de estudios es creciente y parece que lo seguirá siendo en los próximos años, por lo que posiblemente seguirán surgiendo nuevas instituciones virtuales, porque existe cada día una mayor conciencia sobre la importancia de seguir formándose a lo largo de toda la vida profesional y por las grandes posibilidades de transmisión del conocimiento que aportan las nuevas tecnologías de la información y la comunicación.
Transformación
Las instituciones presenciales no se han ocupado demasiado hasta ahora de cubrir esta necesidad social en lo que a las titulaciones oficiales de grado se refiere. Entre las públicas sólo algunas, como la Rey Juan Carlos, la de La Rioja y la de Vic, ofrecen carreras que pueden seguirse completamente a través de Internet. “Es una asignatura pendiente, pero es un tema que ahora ya está encima de la mesa de todas las instituciones, en sus planes estratégicos”, asegura Antonio Vázquez, director del área de universidades del portal especializado Emagister.
Tampoco las presenciales privadas se han lanzado a este nuevo mercado de estudiantes hasta ahora, aunque comienzan a hacerlo. Como adelantó Expansión & Empleo el pasado mes de abril, la Universidad Europea de Madrid acaba de anunciar el lanzamiento de la Universidad Personal, una iniciativa en la que el estudiante confecciona su plan de estudios a la carta, eligiendo el porcentaje de asignaturas que desea seguir de forma presencial y las que prefiere a través de e-learning.
"La universidad española tiene que adaptarse a los tiempos, si no, nos daremos el batacazo. Las virtuales pueden ganar la partida a las presenciales porque rompen las barreras de espacio y tiempo y ofrecen precios más competitivos por sus menores costes. El futuro para las tradicionales debe ser semipresencial. Puede haber sitio para el fuerte crecimiento de oferta de estudios online si son planteados para un mercado global, especialmente para estudiantes latinoamericanos", piensa Antonio Vázquez.
La rectora de la Universidad Oberta de Cataluña, Inma Tubella, también coincide en que "los tiempos están cambiando y los estudiantes tradicionales de las universidades a distancia, que compaginaban trabajo y carrera, ya no son nuestros únicos alumnos. Cada vez tenemos más nativos digitales que no se encuentran cómodos en los centros tradicionales. Éstos tienen que cambiar porque el futuro de la universidad no puede ser sólo online, debe ser amplio, híbrido". En este sentido, según los datos de la UOC, entre el 10% y el 20% de las nuevas matrículas en los últimos cuatro semestres han sido de personas de menos de 20años, llegando en algunos semestres a suponer el 27% de los nuevos ingresos.
Calidad
El aumento de alumnos es uno de los motivos que explica el fuerte crecimiento de la oferta de titulaciones universitarias online y la creación de nuevas instituciones. "Responde a un hecho sencillo y constatable. Las nuevas tecnologías han hecho posible un nuevo modo de transmitir conocimiento de forma óptima. Es una demanda no cubierta y una serie de emprendedores han respondido con la agilidad que caracteriza a la iniciativa privada", explica José María Vázquez, rector de la UNIR.
En este sentido Juan Gimeno, rector de la UNED, da un mensaje de alerta sobre "el control y la evaluación de la calidad de las enseñanzas que ofrecen las nuevas universidades online porque surgen por una oportunidad de negocio". Son muchos los que piensan de esta forma en los centros presenciales tradicionales, a pesar de que estas nuevas instituciones tienen que someterse a la misma regulación y control que el resto de universidades presenciales. Algunos creen que el Consejo de Universidades, formado por el Ministerio y los rectores de estas instituciones, siempre emite informes negativos sobre los nuevos proyectos porque les pone nerviosos esta nueva competencia.
No obstante, Arturo de las Heras, director general del Grupo CEF que promueve la Udima, cree que "no somos su competencia. La edad media de nuestros alumnos es el doble a la de las presenciales (36 años frente a 18). Tenemos un público formado, con criterio. Más de la mitad ya tiene otro título universitario y está situado profesionalmente, por lo que nos exige mucho. Pide un servicio cercano, personalizado, ágil, eficiente y rápido. La metodología online está pensada para personas que ya saben estudiar, con disciplina y madurez".
Futuro
Todas las quinielas prevén buenos tiempos para las universidades virtuales. "Si las instituciones tradicionales no cambian, seguro que seguiremos creciendo. En un momento de transformación a un modelo económico intensivo en conocimiento hace falta cada vez más formación, más posgrados, dobles titulaciones, segundas carreras, etcétera. Hay aún un largo camino por recorrer", cree la rectora de la UOC.
José Andrés Sánchez Pedroche, rector de la Udima, añade que "la presencia es cada vez más costosa, por lo que las propias universidades tradicionales son conscientes de sus limitaciones. Pero será el mercado el que seleccione y los centros tendremos que especializarnos para seguir adelante, modular nuestra oferta de estudios y reubicarnos".
Fuente: E&E, Quique Rodríguez

No hay comentarios:

Publicar un comentario