Cargando...

martes, 22 de junio de 2010

LA PRESIÓN PUEDE INCINERAR TU DESEMPEÑO

La inestabilidad laboral causa irritabilidad, impotencia, aburrimiento y ansiedad, según un estudio; las mujeres y mayores de 45 años son los más propensos a quebrarse y fallar en su ámbito laboral.
Juguemos a adivina la película.
Filme de este año. Un hombre se dedica, con cierto estilo de manager de autoayuda, a amortiguar la caída moral de cientos de empleados que forman parte de las listas de despidos ante la crisis económica estadounidense. ¿Ya sabes cuál es? En efecto, es Amor sin escalas ¿cinta hollywoodense? Claro, pero también hablamos de una realidad laboral.
El temor de perder el empleo o la vida personal, por cumplir con las altas demandas laborales, le cuesta a la economía estadounidense unos 300,000 millones de dólares anuales, por ausentismo, costos de salud y programas para ayudar a los trabajadores a controlar el estrés. De acuerdo con estudios del Instituto del Estrés de Estados Unidos (AIS), un millón de empleados se ausentan diariamente debido a la tensión laboral.
México no es la excepción. Cuestiones como la inestabilidad en los puestos de trabajo han propiciado síntomas como irritabilidad, impotencia, aburrimiento y ansiedad entre los empleados, en especial personas jóvenes y mayores de 45 años, que forman parte de los grupos de alto riesgo de desempleo, revela el estudio El síndrome del ‘burnout'(combustión) en las empresas, de la Universidad Anáhuac del Norte.
"Hay síntomas que son una señal de alerta, y revelan que la persona está por desarrollar ese síndrome. Por ejemplo, se siente incapaz de ir a la oficina por desánimo; le cuesta trabajo levantarse o llora en el transcurso del día sin que otros se percaten; pierde interés en su profesión; les cuesta concentrarse, y están irritables", indica la psicóloga industrial de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Berenice Espinoza.
Podría pensarse que estos son síntomas normales de cualquier profesión, pero si no se les pone remedio se convierten en grandes problemas; desde vivir con dolores de espalda y gastritis, hasta insomnio, resistirse a hacer el trabajo, aislamiento personal y depresión.
"Las cosas empeoran porque el trabajador empieza a tener impactos en cadena. Por ejemplo, vive con una úlcera por la frustración que le genera su empleo, pero también porque debe pagar los problemas que le provocan un empleo que detesta", expresa la psicóloga industrial.
¿Empieza cómo?
El síndrome de burnout se ha acelerado porque las compañías, ante las presiones laborales y económicas, se han "cargado" más al lado de resultados bajo presión, que por tener una atmósfera laboral que funcione como respaldo de los trabajadores y en donde vean la oportunidad de crecer en lo profesional y tener cierto equilibrio en su vida personal, afirma la psicóloga industrial.
Otras situaciones que influyen es tener un modelo laboral muy autoritario, donde no se puede intervenir en las decisiones; los turnos laborales (el trabajo nocturno podría favorecer su aparición); y hasta la antigüedad profesional. Se piensa que en los dos primeros años de carrera y después de los 10, es más común este problema, indica el estudio de la Universidad Anáhuac.
Además, añade la investigación, el síndrome tiende a ser más frecuente en la mujer, por la diversidad de tareas que debe cumplir (profesional y familiar). Incluso, el estado familiar influye, la existencia de hijos hace que estas personas puedan ser más resistentes al síndrome, debido a la tendencia en los padres a ser personas más maduras y estables. El apoyo de pareja o familia, en general, también ayuda a contrarrestar este síndrome.
Berenice Espinoza indica que, debido a que es un problema que empieza por lo emocional, las recomendaciones para evitarlo o controlarlo, es empezar por cuestiones muy básicas, como tratar de tener breves espacios durante toda la jornada laboral, como respetar los horarios de comida, tener una buena relación con los compañeros de trabajo y tomar algún entrenamiento para buscar ser más asertivo en temas de trabajo.
Por: Ivonne Vargas
Fuente: CNNE

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada