Cargando...

lunes, 28 de junio de 2010

¿COMO PRESENTAR UN PLAN DE NEGOCIOS EN UNOS POCOS MINUTOS?

El emprendedor ha dedicado un largo año en formular el plan de negocio de lo que (cree) puede ser un gran emprendimiento. Ahora, tiene 30 minutos para convencer a los potenciales inversores. ¿Cómo hacerlo?
Bill Gates y Paul Allen, dos jóvenes emprendedores estadounidenses, habían conseguido una entrevista con el equipo directivo de IBM.
Era la oportunidad dorada para presentar su proyecto. Bill abrió la reunión: "Tenemos la solución para su nueva computadora".
El director de mayor jerarquía lo observó con una sonrisa y comentó:
"Somos IBM. ¿No cree que nosotros tenemos la solución?
" Bill replicó: "Es posible. Pero ustedes tienen la computadora lista hace un año y aún no la han lanzado. Lo que necesitan es mi solución".
El resto es historia. IBM finalmente incorporó al MS-DOS en sus computadoras, un paso clave en el lanzamiento de Microsoft, que luego se convertiría en la mayor empresa de software del mundo. Pero lo curioso es que, al salir de la reunión, uno de los socios de Bill le preguntó si realmente tenía la solución para IBM.
Y él contestó: "No. Pero sé quién la tiene.
De todos modos, eso no es lo difícil. Lo difícil era lograr que IBM nos creyera".
Historias como las de Bill Gates no son tan comunes. Sin embargo, el emprendedor habitualmente enfrenta situaciones donde debe exponer su proyecto ante potenciales inversores.
Imaginemos que hemos dedicado todo un año en formular el plan de negocio de lo que (creemos) puede ser un gran emprendimiento. Ahora nos enfrentamos a la prueba más difícil: convencer a los posibles inversores de que somos su alternativa.
No obstante, sólo disponemos de 30 minutos para lograr nuestro objetivo. Pero, ¿cómo podríamos exponerlo en apenas media hora?
¡Ese es el tiempo que necesitamos para la introducción!
Desde luego, la clave reside en elegir correctamente qué es lo que mostraremos en esos escasos minutos.
Un profesor y colega alguna vez me dijo: "Cuando uno presenta un plan de negocios, el principal objetivo consiste en interesar. En lograr que quien está frente a nosotros cambie su posición. Es decir, que pase de estar sentado enfrente a sentarse a nuestro lado".
Ahora bien, ¿qué es lo que más valoran quienes están frente a nosotros? Aquí podemos señalar dos cuestiones.
La consistencia técnica del proyecto: Esto incluye todas las cuestiones relacionadas con la metodología, el análisis económico-financiero, el estudio de mercado, la organización de la empresa, la estrategia, etc.
La consistencia del emprendedor: Además del proyecto, en nuestra presentación estamos vendiéndonos a nosotros mismos.
Así, es fundamental inspirar confianza en el potencial inversor. Esto lo lograremos si mostramos pasión, iniciativa, creatividad y capacidad de gestión. Recordemos que no hay segundas oportunidades para una mala primera impresión.
Mejores prácticas para una presentación efectiva
Los contenidos fundamentales: Si utilizaremos PowerPoint, la exposición no debería superar las 10 diapositivas. Con ellas, deberíamos mostrar algunos puntos fundamentales: la idea, la motivación que nos llevó a realizar el proyecto, los factores críticos de éxito y una descripción del público al que apuntamos (¿a quién está dirigido el negocio y cómo son esas personas?). Desde luego, la presentación debe incluir números. Eso es lo que los inversores querrán ver.
El diseño: Todo entra por los ojos. Así, es importante cuidar las imágenes, los gráficos y los diseños de las diapositivas. Utilicemos colores alegres. No llenemos las diapositivas de palabras, sólo las necesarias. También es aconsejable invertir en el diseño de las carpetas. Mientras más cuidado sea el diseño, más profesional parecerá nuestro proyecto.
Claridad: En todo momento, supongamos que el inversor no es un especialista en el tema. Así, la exposición debería desarrollarse en un lenguaje llano y claro. Dejemos tiempo para las preguntas y contestemos con claridad y al grano.
Centrarse en lo importante: Dado que sólo disponemos de unos pocos minutos, hablemos sólo de lo fundamental. Dejemos el resto para posibles preguntas. No nos metamos en temas que no dominamos y que podrían disparar preguntas para las que no tenemos respuesta.
Escenarios: Siempre mostremos los escenarios más favorables. Si hay interés por parte del inversor, ya habrá tiempo de dar explicaciones y mostrar otros escenarios.
Lenguaje corporal: Hablemos pausado y con voz firme. Una sonrisa predispone bien al público.
Prototipos: Si nuestro proyecto implica el lanzamiento de un nuevo producto, es muy importante que llevemos un prototipo a la presentación.
Preparación: Las buenas presentaciones no nacen del azar. Todo es cuestión de preparación. Antes de exponer ante los inversores, ensayemos ante personas que no formen parte del grupo de trabajo.
Familiares y amigos podrán darnos un valioso feedback que nos servirá para ajustar nuestra exposición y generar el efecto deseado.
Por: Jonatan Marco Loidi
Fuente: MateriaBiz

1 comentario:

  1. Formular un buen plan de negocios es fundamental para que un emprendedor decida aventurarse en un determinado proyecto. Para esto se debe saber qué contenidos deben estar presentes dentro del plan y qué estructura debe poseer.

    ResponderEliminar