sábado, 12 de junio de 2010

10 CLAVES PARA EVITAR RESBALONES

Salir de la crisis
Hacer un diagnóstico de la situación, reforzar la comunicación, evaluar de forma adecuada y afilar la política de formación son algunos de las recomendaciones para salir de la crisis y evitar resbalones.
1. Diagnóstico: Hacer un diagnóstico que permita analizar qué se ha hecho mal en la época de bonanza.
2. Comunicación: Reforzar la información sobre la compañía y sus retos. Eduardo Tormo, director general de Tormo & Asociados, explica que, "el director debe liderar, estar al servicio de sus empleados y dispuesto a facilitar el desarrollo de las personas. Hay que escuchar para innovar de forma permanente".
3. Retribución: Ajustar los niveles retributivos a la aportación del empleado. Evitar hacer tabla rasa y seguir valorando el esfuerzo de los que siguen aportando.
4. Reclutamiento: No poner freno al reclutamiento. Según David Suárez, vicepresidente de Booz & Company en España, "una empresa que congela las contrataciones pierde su oportunidad de contar con el talento necesario para crecer".
5. Dar ejemplo: Somos un equipo, empezando por el jefe. "Si hay que rebajar el salario por una necesidad de negocio se debe hacer con todos los puestos. Esa solidaridad puede reforzar el compromiso", dice Juan Carlos Olabarrieta, director de Towers Watson.
6. Compromiso: Potenciar el compromiso del empleado a través de la confianza y el diálogo. "Si no se ha sembrado esa confianza en épocas de bonanza, es complicado lograrlo en momentos de crisis", estima Miguel Ángel Zuil, socio director de Boyden.
7. Formación: Seguir apostando por el talento. Reducir esta partida puede costar caro a largo plazo.
8. Cuidado del cliente interno: las empresas conocen mejor el mercado, sus proveedores, sus clientes y su competencia que a su propia plantilla. Según Manuel Yáñez, socio director de Psicosoft, "las organizaciones tienen que invertir en su cliente interno, identificar a los profesionales que están comprometidas e integrarlo en la gestión de personas".
9. Segmentación: Estructurar las áreas de negocio e identificar las funciones para adaptarlas a la nueva situación.
10. Gestión integral del talento: Todos los mandos deben implicarse en la gestión de personas, es una competencia compartida por todas las áreas de negocio. Recursos Humanos marca las directrices pero la puesta en marcha es cosa de todos.
Por: Montse Mateos
Fuente. E&E

No hay comentarios:

Publicar un comentario