Cargando...

viernes, 7 de mayo de 2010

6M ¿QUÉ PASÓ REALMENTE EN WALL STREET?

Los hechos, la explicación oficial, la no oficial y la técnica según Bolsamanía.

¿Qué pasó ayer realmente en Wall Street para que el Dow Jones registrase su mayor caída intradiaria desde el crash de 1987? Resumamos primero los hechos para después buscar las explicaciones.
Los hechos:
El S&P500 inició la jornada desde 1.166 puntos y a partir de las 19:30 hora española comenzó a perder el importante soporte de 1.150 puntos. Una hora después caía hasta niveles de 1.130 puntos, con pérdidas cercanas al 3%. Entre las 20:34 y las 20:47, el índice comenzó a caer de manera estrepitosa hasta tocar un mínimo en 1.066 puntos, con pérdidas intradía superiores al 8%. Diez minutos después, a las 20:56, había recuperado esas pérdidas y cotizaba en niveles de 1.121 puntos, para terminar cerrando en 1.128 puntos.
A la misma hora, Procter & Gamble (P&G), uno de los integrantes del Dow Jones y uno de los valores menos volátiles del mercado, cayó desde $62 hasta $40 por acción, para recuperarse minutos después y cerrar en $60,75.
La explicación oficial:
La primera explicación oficial apunta a un error de un trader, que introdujo en el mercado una orden de venta equivocada sobre P&G. En vez de million, el trader puso billion, lo que provocó el desplome de los títulos de P&G y arrastró a su vez a todo el mercado.
Al error del trader, según esta explicación, le siguieron las computadoras que realizan trading algorítmico de alta frecuencia y que suponen, según algunos expertos, el 70% del volumen de mercado. La brutal caída de P&G activó órdenes de venta automática que provocaron a su vez la caída de los índices americanos.
“Fue como un torpedo. Todo ocurrió de manera muy rápida”, ha explicado a WSJ Scott Redler, jefe de estrategia del hedge fund T3 Capital Management. “Fue un caos”, concluye este operador.
“Mi respuesta es que hay mucho ruido alrededor”, ha señalado a Bloomberg Harold Evensky, de Evensky & Katz. “Todavía estamos intentando saber qué ocurrió. Algo pasó, pero sólo puedo decir que fue magnificado por los programas de trading automático. Esto no se explica por el pánico de los inversores”, en su opinión.
“Las autoridades bursátiles y la SEC están estudiando lo que ocurrió, e incluso el Nasdaq ha decidido anular algunas órdenes generadas durante esos momentos de fuertes descensos (hubo acciones que llegaron a perder casi el 100% de su valor en cuatro minutos). Desconocemos lo que ocurrió realmente, pero creemos que este tipo de actuaciones no ayudan en nada a recuperar la confianza en los mercados”, señalan los analistas de Link Securities.
José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citigroup, comenta que “el volumen de ayer en Wall Street fue uno de los mayores de la historia. Sin duda, un error informático que complementó un error humano; y todo ello con un caldo de cultivo muy propicio para las ventas: desde la inacción del BCE ayer hasta el mayor escepticismo sobre la validez del rescate a Grecia más allá del corto plazo y la contaminación y pesimismo sobre el control de los déficit públicos en varios países europeos.
La explicación no oficial:
Hasta aquí, la explicación oficial de lo que pudo pasar ayer en Wall Street. Vamos ahora con una explicación no oficial que nos ofrece el experto Juan Carlos Costa en la sección intradía de Bolsamanía.com:
“Lo que se comenta es que esto ha sido un simple aviso nada más de Goldman Sachs contra Obama y Cía., avisando de lo que podría pasar con tan sólo darle a una tecla. Y es que ya saben que a los Intocables, a Goldman Sachs les están tocando ......, de manera que indirectamente han puesto alguna carta sobre la mesa diciendo aquí estamos nosotros, ya verán si siguen adelante o no.
Claro está que tras Goldman muchos saben quienes están, de manera que lo dicho, es un simple aviso de lo que podría pasar. Ahora le toca jugar al otro lado de la mesa, esperando que jueguen sus cartas bien y al final quede todo en paz”.
La explicación técnica:
José María Rodríguez, analista técnico de Trader Watch, nos ofrece por último una interesante visión técnica sobre el comportamiento de los índices americanos durante la sesión de ayer:
“Si recuerdan, hace muy pocos días decíamos que en muchos de los mercados se palpaba el miedo, mucho miedo, pero que hasta que no viéramos pánico no estaríamos cerca de ver el suelo. Pues bien, por mucho que nos quieran pintar la sesión de ayer en Wall Street como de un error en las transacciones, lo llevan claro. Me da igual si de verdad se debe o no a un error de un trader, lo importante (desde el punto de vista técnico) es que los índices se desplomaron cerca del 10% para cerrar con caídas cercanas al 3%. Ya saben aquello que siempre decimos de que el precio es quien manda y nada más que el precio.
Lo que está claro es que igual que el mercado se hundió por una supuesta mega orden de venta, recuperó con la misma verticalidad con la que caía. Es decir, el dinero no estaba ocioso, estaba ahí, preparado para recoger todas esas órdenes de ventas de pánico que se estaban llevando a cabo, probablemente, como consecuencia de los “saltos” de stops de todo tipo de posiciones, tanto alcistas como bajistas. De hecho, los mínimos de la sesión de ayer llevaron momentáneamente a los índices de Wall Street a los niveles mínimos de enero, ligeramente por encima. Hasta con una sesión de pánico vendedor como la de ayer los índices volvieron a marcar nuevos mínimos crecientes relevantes.
En cualquier caso, la sesión de hoy promete ser muy interesante y divertida porque, aunque abramos claramente a la baja, puede que nos llevemos una grata sorpresa al cierre de la sesión, más que nada porque lo de ayer pudo haber sido una “capitulación” de los mercados en toda regla. Puede que con el tiempo la sesión de ayer pase a la historia como un ejemplo de lo que es pánico para drenar al mercado de alcistas y desde ahí retomar la tendencia alcista”, concluye este experto.
Por: C.P.O./JM.R./JC.C
Fuente: Bolsamania.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada