Cargando...

jueves, 1 de abril de 2010

ESPAÑA Y LA PUBLICIDAD ENGAÑOSA

votar
España, el país en el que los consumidores se quejan más por publicidad engañosa España es el país de la UE donde los consumidores se quejan más por publicidad engañosa y también el estado miembro donde los ciudadanos están menos satisfechos con la resolución de este tipo de abusos, según un informe presentado hoy por la Comisión Europea (CE).
El 69% de los consumidores españoles dijo haberse encontrado con algún tipo de publicidad u ofertas engañosas en 2009, frente al 54% de media de la Unión Europea. De aquellos que presentaron algún tipo de queja, sólo el 28% quedó satisfecho con la forma en que se gestionó, nueve puntos menos que el promedio que acredita el conjunto de ‘los veintisiete’.
España también tiene el porcentaje más alto de consumidores que tuvieron dificultades a la hora de comparar los precios entre diferentes proveedores de electricidad, reseña este estudio elaborado por la Comisión. La CE destaca que la crisis económica "ha tenido un impacto negativo" en las condiciones de consumo de los estados miembros y, en particular, señala un empeoramiento general en la calidad de las normas de protección, la eficacia en la resolución de litigios y en el tratamiento de las denuncias; así como una bajada de la confianza en las autoridades, minoristas, publicistas y organizaciones en defensa de los derechos del consumidor.
La mayoría de los países ha registrado un deterioro de dichas condiciones, a excepción de ocho (Portugal, Luxemburgo, Irlanda, Italia, Austria, Francia, Eslovaquia y el Reino Unido), que han mejorado sus indicadores respecto a 2008. El comisario europeo de Sanidad y Política de Consumo, John Dalli, felicitó a los estados que, "a pesar de la presión existente sobre sus presupuestos", siguen invirtiendo para mejorar la confianza de los consumidores en las asociaciones competentes y ganar en rapidez de cara a la resolución de litigios.
El informe revela además que el comercio transfronterizo ha registrado un crecimiento limitado en la UE, ya que en 2009 sólo un 29% de los consumidores compró en otro país comunitario, frente al 25% del año anterior. Dalli destacó que el mercado único europeo "es sinónimo de mayores posibilidades de elección y de precios más bajos", aunque añadió que, con frecuencia, "esas expectativas no se cumplen" debido a los obstáculos que se encuentran los consumidores entre los diferentes países.
Por: Agencias
Fuente: Expansión

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada