Cargando...

domingo, 7 de marzo de 2010

¿HAY MÁS ADULADORES EN ÉPOCA DE CRISIS?

Todos lo conocemos.
Es un personaje que nunca pone una mala cara,pero,a solas con el director, lanza sus sibilinos puñales contra algún inocente. Siempre que puede, se adjudica méritos ajenos y se deshace en halagos hacia los superiores. En esta época tan difícil, ¿el miedo al despido justifica actitudes como las suyas? ¿Es más útil la deslealtad a los colegas que la lucha solidaria?
Antes quizá su espejo fuera el tierno Jack Lemmon de El Apartamento, pero hoy el pelota parece haber mutado ese rostro amable e ingenuo por otro más despiadado. La crisis económica espolea el temor a la inclusión en el ERE, a ser el siguiente en la lista de despidos, y enmedio de la marejada laboral hay quienes, con tal de permanecer a flote, no reparan en hacer aguadillas al prójimo. La insolidaridad con los iguales o la adulación al superior son argucias que están en alza en un sálvese quien pueda general. La pauta que sigue el arribista es fácilmente reconocible: se acerca a uno de sus compañeros y enseguida comienza a hablar mal de los otros; miente, tratando de llegar al corazón de sus víctimas para pedir favores; muestra, por supuesto, un interés desmedido en tratar con el jefe y busca la visibilidad adjudicándose trabajos que no ha hecho, dejando, de paso, al resto en evidencia. Según un estudio realizado por la escuela de negocios internacional ESCP-EAP, los empleados españoles practicamos con más frecuencia que otros europeos este tipo de estrategias. Incluso en tiempos de paz, nos comportamos como expertos en marketing personal para alcanzar objetivos profesionales.
Pero de la mercadotecnia al peloteo puro y duro hay un paso, en el que, además, los directivos no están exentos de culpa: entra dentro de lo lógico pensar que si existen arribistas en el mundo es porque alguien lo consiente. Según un estudio de la Universidad de Texas (Estados Unidos), cuestionar menos a un consejero delegado y hacerle más la rosca eleva las opciones para ser designado para el consejo de administración de una empresa en un 64%, nada menos. Muchos reclaman la lealtad como valor prioritario en el entorno laboral, pero ¿a quién? Responden María Jesús Álava, Verónica Fernández, Raquel Martos y Cristina del Barrio.
Articulo Completo........................... ¿Hay más aduladores en época de crisis?
Por: Inés Esteban
Fuente: Yodona

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada