Cargando...

miércoles, 3 de marzo de 2010

H&M, PRIMARK Y C&A ABSORBERÁN EL ALZA DEL IVA PARA NO DAÑAR LAS VENTAS

Algunas de las principales cadenas textiles -C&A, Primark y H&M- no van a repercutir la subida del IVA prevista para el próximo 1 de julio. Aseguran que el alza del 16% al 18% iría contra su estrategia de precios y podría frenar en seco sus ventas. Por ello, prefieren conseguir el mayor volumen de productos vendidos, aunque con ello reduzcan el margen de beneficio por unidad.
No hay descanso. La distribución lleva meses inmersa en una espiral de guerra de precios con el fin de mantener estables sus volúmenes de ventas a costa de dañar sus márgenes. Y en los próximos meses no va a haber tregua. Algunas de las cadenas que más presión han hecho a la hora de mantener bajos los precios -como C&A, H&M o Primark- tienen intención de asumir sobre sus cuentas de resultados la subida del IVA prevista para el próximo 1 de julio, cuando pasará del 16% al 18%. Estas firmas de moda están posicionadas, en gran medida, dentro del denominado bajo coste. Es decir, en el segmento de precios más reducido y competitivo, donde lo más relevante no es conseguir un amplio margen por cada unidad vendida sino lograr el mayor volumen de ventas posible.
Una estrategia que podría verse seriamente dañada si, de un día para otro, sus clientes se encuentran con un incremento de precios en todos sus productos del 2%. "No vamos a repercutir la subida del IVA porque es nuestra política de empresa y no queremos cambiar de estrategia", aseguran desde C&A.
No hay que olvidar que si la subida del IVA se aplica tal y como está prevista coincidirá con el inicio de la campaña de rebajas de verano, aunque la mayoría de cadenas asumen que este año volverán a repetir los descuentos a mitad de temporada para favorecer la salida de stocks y no confiar gran parte de su resultado a los dos meses que dura cada campaña de rebajas.
La multinacional de origen holandés señala que para poder asumir un impacto del 2% en sus ventas tendrá que incrementar las medidas de ahorro de costes. Entre ellas, C&A menciona, por ejemplo, los gastos de almacenaje o la negociación con proveedores para conseguir contratos más favorables y compras a mayor escala.
"En ningún momento nos planteamos repercutir el IVA, nuestra política es mantener los precios y los márgenes más bajos", apunta José Luis Martínez de Larramendi, director general de la división ibérica de Primark. La multinacional británica del textil low cost asume que aún no ha cuantificado el impacto que tendrá esta medida en sus resultados.
El responsable de la filial apunta que no se trata de una medida unilateral decidida por la filial española, sino que ésta ha sido consensuada con su matriz, el conglomerado empresarial británico Associated British Foods (ABF). De hecho, el grupo ha convertido España en uno de sus principales ejes de actuación. A lo largo de este año, Primark abrirá cinco establecimientos en este mercado (actualmente tiene 14 locales), así como un centro logístico en Guadalajara.
También la multinacional sueca Hennes & Mauritz (H&M) va a seguir el mismo camino. La principal rival de Inditex está un escalón por encima en cuanto al nivel de precios, pero reconoce que el mantenimiento de éstos es fundamental ante una situación de consumo como la actual. Por ello, apunta, esta primavera va a ser más agresiva en lo que a ofertas y descuentos se refiere.
No hay que olvidar que la crisis ha hecho mella en la industria textil. Fuentes del sector explican que en los últimos meses se ha percibido un claro trasvase de clientes hacia gamas de productos de menor precio. Por ello las compañías no sólo centran sus promociones en captar nuevos clientes, sino en mantener a los actuales y evitar que se decanten por enseñas más baratas. De esta manera, todas las compañías tratan de ahorrar costes para no dañar sus resultados.
El comercio augura una nueva guerra
La decisión de H&M, C&A y Primark de no repercutir la subida del IVA (prevista para el próximo verano) podría ser sólo un primer paso. Aunque por el momento ni lo confirman ni lo desmienten, otros grupos de distribución podrían seguir el mismo camino.
La evolución del consumo en los últimos meses ha obligado a la gran mayoría de empresas de distribución a no perder el paso para no quedarse atrás en lo que a descuentos se refiere. Por ejemplo, pese a que aún no hay datos definitivos, la campaña de rebajas de invierno que concluyó el pasado domingo ha sido una de las más agresivas de la historia, con descuentos que desde los primeros días de enero se elevaron hasta el 70%.
Detrás de estas ofertas está la necesidad de dar salida a todo el stock, ya que el sector considera más perjudicial para sus intereses mantener las existencias de temporadas pasadas que colocarlas en el mercado a precios que prácticamente no dan ningún tipo de margen de beneficio. Ante esta situación los outlet (tanto en tiendas físicas como a través de internet) ganan terreno.
Pero estos están reservados para las empresas cuya marca tiene peso específico entre los consumidores, ya que las cadenas de bajo coste como C&A o Primark no disponen de esta herramienta y tienen que dar salida a sus productos en sólo unos meses.
'Low cost' textil
Algunos de los principales grupos de distribución de bajo coste son relativamente jóvenes. Por ejemplo, Primark aterrizó en España hace sólo cuatro años y ha logrado hacerse un hueco en el mercado en gran medida gracias a la crisis. Sin embargo, C&A llegó a España en 1983.
Por: Cristina G. Bolinches
Fuente: Cinco Días

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada