Cargando...

lunes, 22 de marzo de 2010

EL PODER DEL COACHING

La situación de crisis económica ha hecho que dejemos atrás el negocio de siempre y apostemos por un cambio de conciencia global. Una gran parte de las bases de nuestra sociedad está evolucionando y ahora es el momento de improvisar un nuevo movimiento que nos permita avanzar y mejorar. Líderes de todos los ámbitos, empresarial y espiritual, han reconocido este momento como una gran oportunidad para transformarse. El contexto de este último año nos sitúa en una encrucijada: o nos dejamos dominar por las circunstancias o nos modelamos y cambiamos frente a los retos que se plantean.
Las compañías de hoy en día tienen la oportunidad de dar un paso más y desprenderse de estructuras organizativas obsoletas. La gestión de arriba abajo, eficaz durante la era industrial, ya no es adecuada para gestionar una fuerza de trabajo más móvil, diversa y autorrealizada. Los líderes del futuro tendrán que ser flexibles, abiertos y ágiles, y sobre todo tener una inteligencia emocional muy desarrollada. La habilidad para conectar, inspirar y dar poder a los distintos miembros de la compañía será la clave del líder que quiera el éxito y no la mediocridad. Precisamente este es el objetivo del coaching, una modalidad que busca potenciar importantes habilidades como la escucha, hacer preguntas potentes, crear una visión compartida o diseñar alianzas eficaces. El coaching tiene la capacidad de ampliar los recursos disponibles y crear entornos de trabajo que fomentan la responsabilidad compartida y la creatividad dinámica y colaborativa.
El desarrollo del liderazgo en las compañías debe liberarse del enfoque pragmático y apostar por un liderazgo transformador. El modelo válido hasta ahora, que se basa únicamente en el rendimiento, no lleva a un cambio real. Para hacer un paralelismo se puede pensar en un sistema con muchas piezas móviles diferentes. Cuando se cambia una del sistema, se altera el resultado de sólo esa pieza. No obstante, si puede accederse al centro del sistema y llevar a cabo el cambio en ese punto central, todas las funciones del sistema se verán mejoradas. Lo mismo ocurre con el liderazgo. Sólo cuando el corazón del individuo se transforma, él o ella será capaz de sacar todo potencial de creatividad y liderazgo. Sólo entonces los líderes podrán funcionar con éxito en el entorno empresarial actual, cada vez más complejo y desafiante.
La International Coach Federation (ICF) publicó recientemente los resultados de su Estudio sobre el Cliente de Coaching Global. El estudio, dirigido por las organizaciones PricewaterhouseCoopers (PwC) y la Association Resource Centre Inc. de Canadá, recogió información de más de 2.100 clientes de coaching en 64 países distintos. Una gran mayoría, el 78,5% de los individuos de la región Europa/Oriente Medio/África (EMEA) que habían experimentado el coaching profesional, afirmaron estar "muy satisfechos". El 96,9% aseguraba que repetiría su experiencia de coaching. Además, hay una clara relación entre coaching y un importante ROI (retorno sobre la inversión) para las empresas e individuos que lo utilizan. Los resultados del estudio muestran que el retorno medio de la empresa es de siete veces la inversión inicial.
Trabajar con modelos de transformación humanistas tiene sentido empresarial. Los negocios están formados por personas y las personas tienen ganas de aprender y crecer. La mayoría de los miembros de una organización quiere contribuir, marcar la diferencia. Y en muchos casos sienten que no saben cómo hacerlo o que no tienen permiso para cuestionar el statu quo. El coaching enfocado a desarrollar un liderazgo transformador en las organizaciones está firmemente arraigado en la teoría del desarrollo de la etapa adulta y busca un profundo cambio personal. Este es el método de The Coaches Training Institute (CTI), la escuela líder mundial de formación presencial de coaches, que en España y Latinoamérica opera a través de Augere. Este programa de desarrollo de habilidades de coaching para transformar las culturas organizacionales ofrece a las personas las herramientas para comunicar y aprender a trabajar conjuntamente, para hacer frente a los retos que se presenten. Mediante este enfoque, las personas son capaces de cambiar negocios y transformar vidas.
Por: Karen Kimsey-House. Presidenta y cofundadora de The Coaches Training Institute (CTI). Master Coach Certificado (MCC) por la ICF
Fuente: Empleo y Directivos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada