Cargando...

martes, 16 de marzo de 2010

EL COLMO, EL FENOMENO DE LA BURBUJA "HASTA EN EL JAMÓN"

La burbuja del jamón traspasa la frontera
Los efectos de la burbuja del jamón español han traspasado la frontera y han dejado huella en el mercado exterior. Por primera vez, el precio del jamón fuera de España ha bajado, hasta los 8,54 euros por kilo, un 2,6% menos que en 2008.
Este retroceso se explica, fundamentalmente, por el desplome de la cotización en el mercado francés, que por su proximidad es el principal comprador del producto español y representa casi el 32% de las ventas al exterior.
En 2009, las exportaciones en volumen a Francia crecieron un 23%, hasta más 6.900 toneladas. El desarrollo del mercado galo sólo fue superado por Brasil, que creció un 50%, pero se trata de un mercado incipiente que no puede compararse con el primero, con un volumen de 112 toneladas. En el mercado galo, el precio del jamón español retrocedió un 7,3%, hasta 7,36 euros por kilo.
“Durante el pasado año, hemos visto mucha exportación oportunista de jamón curado a bajo precio para dar salida al stock nacional”, explica Miguel Sanz, gerente del Consorcio del Jamón Serrano Español. Ante las dificultades del mercado interno, las empresas han llevado su batalla al exterior y, así, industrias sin vocación internacional han sacado a subasta partidas de jamón y paletas a bajo precio durante 2009. “Esta fórmula ha perjudicado a las empresas con productos de calidad”, admite Sanz.BaratoSin embargo, las estadísticas, que se elaboran con datos de la Agencia Tributaria, no permiten una distinción de los jamones y paletas exportados, en función de su calidad (ibérico, serrano o curado).
“Es difícil confirmar qué categoría ha crecido, pero parece claro que ha sido el producto barato”, apunta el gerente del Consorcio, una entidad que agrupa a las principales empresas productoras y exportadoras de jamón serrano de alta calidad con la contramarca Consorcio Serrano. Uno de los problemas del sector es la falta de datos fiables. La campaña navideña permitió dar salida a la sobreproducción de jamón ibérico, pero se desconocen las existencias de producto curado.
El bajo precio del producto español ha impulsado las exportaciones a Italia, un país que se ha especializado en la fabricación para la gran distribución. En 2009, las ventas crecieron un 14,7%, hasta casi 765 toneladas, con un precio medio de 9,48 euros, un 1,1% menos. “En Italia, el jamón español que se consume es de alta calidad, pero el grueso de las ventas corresponden a importaciones de empresas que envasan jamón loncheado para la gran distribución europea.
Alemania, que es el segundo mercado en volumen para el producto español después de que Francia le arrebatara el liderazgo, sigue afectada por la recesión, aunque el sector confía en su recuperación. En 2009, las ventas en volumen cayeron un 7,7%, hasta 5.563 toneladas, con una caída de los precios del 3,2% ( 7,83 euros).
Estados Unidos se mantiene como uno de los mercados más rentables para los productores españoles, ya que el precio medio por kilo se sitúa en 14,17 euros, pero las elevadas tarifas también juegan en contra. Con la crisis, las ventas en volumen retrocedieron un 6,9%, hasta poco más de 378 toneladas.
Las perspectivas para este ejercicio son inciertas. “El año ha empezado con ventas flojas y muchos exportadores no están cerrando operaciones hasta estar muy seguros”, apunta Sanz. El reto del sector es recuperar los niveles de ventas al exterior del ejercicio 2007, cuando se marcó un récord histórico, con 22.422 toneladas vendidas fuera de España.
Por: I Elizalde
Fuente: Expansión

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada