Cargando...

lunes, 8 de marzo de 2010

ABERCROMBIE & FITCH REACTIVA EL DESEMBARCO EN ESPAÑA

Abercrombie reactiva su filial española
Abercrombie & Fitch acelera sus pasos en España. La compañía estadounidense, cuyas tiendas se han convertido en todo un reclamo para los consumidores adolescentes, ultima la entrada en el mercado nacional con tiendas propias.
Para hacer realidad este proyecto, la empresa acaba de registrar una ampliación de capital de 5.000 euros en su filial española.
Liderada por Enrique Bellón Álvaro, Abercrombie & Fitch Spain tiene su sede en Madrid, en el despacho de abogados Jones Day. La sociedad se constituyó en agosto de 2008, en el momento en que Abercrombie se acercó al mercado nacional en busca de oportunidades, según fuentes del sector inmobiliario.
La empresa lleva más de un año buscando locales comerciales a pie de calle para abrir con la cadena Abercrombie. La marca se centra en las principales avenidas comerciales de Madrid y Barcelona, principalmente, la calle Serrano y Paseo de Gracia, respectivamente.
Pero la dificultad de encontrar un local que se adapte a sus necesidades ha hecho que la compañía apueste por otra de sus cadenas. Se trata de Hollister, que ultima la apertura de su mayor establecimiento en la Quinta Avenida de Nueva York.
Fuentes del sector inmobiliario señalan que Abercrombie desembarcará con esta enseña en centros comerciales de las principales ciudades españolas, comenzando por Madrid. La consultora Jones Lang Lasalle lidera el desarrollo de Hollister, mientras el de Abercrombie está abierto a varios agentes del mercado.
Caída en 2009A final del ejercicio 2009, el grupo estadounidense sumaba 1.096 tiendas con sus enseñas Abercrombie, Hollister y Gilly Hicks. La empresa facturó 930 millones de dólares (682 millones de euros) en 2009, con una caída del 5% respecto a 2008 y de un 13% por superficie comparable. El resultado neto se situó en 61 millones de dólares (44,7 millones de euros), un 30,7% menos.
Es la segunda ocasión en que Abercrombie trata de adentrarse en el mercado nacional. A principios de 2009, la compañía paralizó su desembarco en España como consecuencia de la crisis económica, que golpeó duramente sus ventas con una caída del 19% en el cuarto trimestre del ejercicio 2008. En aquel momento, la empresa estuvo a punto de ocupar un palacete en la calle Ortega y Gasset, en Madrid.
Tras este sobresalto, la compañía ha vuelto a mirar hacia Europa y, de hecho, ha confiado su estrategia de crecimiento al desarrollo internacional. En Italia, por ejemplo, la empresa abrió en noviembre en Milán. En 2009, el grupo inauguró 24 tiendas, trece de ellas fuera de Estados Unidos.
DeichmannOtra empresa internacional del sector desembarca en España. Se trata de Deichmann, especializada en calzado de bajo coste. La compañía, de origen alemán, ha instalado en Barcelona su sede para España.
Deichmann, con 2.767 tiendas en 19 países de Europa y EEUU, facturó 3.400 millones de euros en 2009, con un crecimiento del 9% respecto a 2008.
El plan· Abercrombie & Fitch busca tiendas a pie de calle en Madrid y Barcelona para instalar su cadena estrella.
· Con Hollister, el grupo estadounidense quiere implantarse en centros comerciales.
· El desembarco de Abercrombie coincide con el del grupo japonés Uniqlo, que también busca locales.
· La estadounidense GAP es otro de los interesados en España, después de años centrada en EEUU.
· Antrhopologie, de Urban Outfitters, está estudiando también el mercado europeo y España.
Por: P. Riaño/ I. Elizalde
Fuente: Expansión

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada