Cargando...

lunes, 1 de febrero de 2010

UN TOQUE DE ATENCIÓN A LAS ESCUELAS DE NEGOCIO

El autor se hace eco del debate sobre la necesidad de modificar el sistema de enseñanza de los centros de posgrado.
Desde que nacieron, a finales del siglo XIX, las escuelas de negocios han ido ganando importancia en la sociedad hasta convertirse casi en un paso obligatorio para cualquier profesional que quiera dirigir su trayectoria al ámbito directivo. Sin embargo, para Juanma Roca, periodista económico especializado en management y escuelas de negocios, ha llegado el momento de reflexionar sobre su utilidad y orientación. Y eso es lo que hace en su última obra, MBA's ¿Ángeles o demonios? Un libro muy completo y ampliamente documentado que analiza, como él mismo dice , «Quo vadis, business school?». Su lectura es recomendable, tanto si quiere estudiar un MBA, como si es profesor de estos centros o piensa contratar a un profesional con esta formación o simplemente quiere conocer todo lo relacionado con este tipo de docencia.
Aunque en la introducción adolece de un tono demasiado grandilocuente y un lenguaje un poco rimbombante, el desarrollo pasa a ser claro, sencillo y, sobre todo, directo. Porque el autor se hace eco de un debate internacional sobre el rumbo de las escuelas de negocios -que se agudizó en 2009 con la crisis- y expresa sus dudas y críticas, al tiempo que argumenta sus soluciones.
Entre los puntos que estudia destacan el análisis de la metodología y la importancia de la ética. El título del capítulo que dedica al método del caso es muy explícito: «The case method is dead!». Para el autor ha llegado el momento de plantearse la efectividad de esta forma de estudio y considera que es necesario realizar cambios en el sistema y apostar por nuevos métodos de trabajo. Siguiendo siempre la estela marcada por Henry Mintzberg reconoce las bondades del método del caso, pero también afirma que a través de ese sistema la dirección de empresas se reduce a la toma de decisiones y al análisis de situaciones pasadas, mientras que se descuida el desarrollo de habilidades directivas como el liderazgo. En concreto, se centra en la forma en que están escritos -estilo storytelling (contar una historia narrando los hechos con cierta carga emotiva o drámática para que el lector se introduzca como uno más de los protagonistas)- e indica que en este punto radica una de las debilidades: «El reduccionismo al que somete tanto a la empresa como al sector». Pero no se queda sólo en la crítica. Apuesta por el método que han incluido centros como Insead, Esade o Stanford. Esta metodología está basada en las simulaciones que permiten situar al alumno en un contexto real de negocio que debe gestionar durante unos meses. Es decir, un método de trabajo en el que prima el diálogo y el debate abierto entre profesores y alumnos, para que de esas discusiones aprendan todos.
Otro de los puntos más importantes del libro versa sobre la ética. Roca plantea la cuestión de si es necesaria una asignatura como tal en las escuelas de negocios. Reconoce que ahora muchos centros se plantean incluir en sus programas una asignatura que se llame así, pero el fondo de la cuestión es otro. La ética es fundamental y una de las claves del futuro de estos centros. La moral no es algo que deba tratarse ni enseñarse como una asignatura aparte, es mucho más importante y, como el liderazgo, está presente en todas las ramas y aspectos del mundo empresarial. Debería ser una materia transversal no acotada como una asignatura independiente.
MBA' ¿Ángeles o demonios?
Autor: Juanma Roca
Por: Ángela Méndez
Fuente: E&E

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada