martes, 2 de febrero de 2010

RYANAIR: EL PASAJERO YA NO ES TAN TONTO

¿Su modelo flaquea?
El cliente perfecto de Ryanair, la mayor aerolínea europea de bajo coste, es el que compra su billete a última hora y que además paga por facturar la maleta, por subir de los primeros al avión, por imprimirse la tarjeta de embarque en el aeropuerto y por un bocadillo y un refresco en el avión.
Con estos ingresos extras, y un férreo ahorro de costes, Ryanair ha logrado ser la aerolínea más exitosa de los últimos tiempos.
Sin embargo, la compañía cada vez tiene menos clientes de este tipo. En los resultados trimestrales presentados ayer, la aerolínea irlandesa indicó que sus ingresos extras, claves en su modelo de negocio, crecen por debajo de lo esperado debido a un "cambio en el comportamiento de los pasajeros".
Aprendida la lección, los clientes de Ryanair optan por viajar con poco equipaje, se imprimen la tarjeta en casa y se llevan el bocata al avión.
Como consecuencia de ello, el número de viajeros de la compañía creció un 14% en el último trimestre de 2009, pero los ingresos extras (los adicionales al precio del billete de avión) sólo aumentaron un 7%, hasta 485,7 millones de euros, debido principalmente "al menor exceso de equipaje de los viajeros", según la empresa.
Ryanair sólo permite subir gratis una pequeña bolsa al avión y cada maleta facturada (de un máximo de 15 kilos) cuesta 30 euros. Cada kilogramo de más debe pagarse a 15 euros.
El propio Michael OŽLeary, consejero delegado de Ryanair, declaró hace poco en una entrevista que no entiendía por qué los pasajeros necesitan tanto equipaje, cuando él tiene claro que uno se puede ir dos semanas de vacaciones con una maleta de cabina. Parece que sus clientes han tomado nota del consejo. El dato, sin embargo, podría empezar a preocupar a los analistas, que ven como una de las fórmulas en las que Ryanair ha centrado su crecimiento -cargar gastos extras a sus pasajeros para compensar sus bajas tarifas- empieza a debilitarse, por lo que debe buscar nuevas vías de ingresos (como cobrar por ir al baño del avión)
A pesar de ese mal dato, los resultados presentados ayer por Ryanair fueron mejor de lo esperado y los títulos de la aerolínea en bolsa subieron un 6%.
Ligero de equipaje- En el tercer trimestre de su ejercicio, cerrado en diciembre, Ryanair perdió 10,9 millones de euros, mejor de lo que esperaba el mercado.
- La aerolínea elevó un 14% el número de viajeros, pero los ingresos por pasajero cayeron un 16%.
Por: Amparo Polo
Fuente: Expansión

No hay comentarios:

Publicar un comentario