domingo, 10 de enero de 2010

VAMOS DE CABEZA A LA SIGUIENTE CRISIS, LAS ADVERTENCIAS DE PAUL VOLCKER

Líder del consejo asesor para la recuperación económica de los Estados Unidos, Este prestigioso economista no tiene buenas noticias y sí más de una advertencia. ¿Qué está pasando?
Reconoce que su país políticamente está hecho añicos y que es sorprendente lo rápido que algunos vuelven a los negocios de antes y esto dificulta llevar a cabo las reformas necesarias.
En la actualidad estamos viviendo una profunda recesión con cerca del diez por ciento de desempleo. En la gran depresión, hasta un tercio de los adultos estaba sin trabajo.
La economía mundial se está recuperando muy lentamente. La situación no mejorará de la noche a la mañana y seguirá siendo complicada en el futuro. No descartaría en ningún caso que se produzca una recaída. Si seguimos actuando como hemos estado haciendo hasta ahora y sólo nos centramos en el repunte del consumo, iremos de cabeza hacia la siguiente crisis.
No se trata de la habitual crisis del crecimiento. En ésta convergen muchos factores: el colapso del mundo financiero, un equilibrio alterado de las grandes naciones, en el caso de Estados Unidos, demasiado consumo y poca inversión, poca exportación y demasiada importación. Estados unidos debe transformarse si quiere transformar su situación de manera duradera.
Trabajar al mismo tiempo en las pensiones, las reformas estructurales...
Lo importante es que el hombre clave conozca los problemas.
Actualmente se está combatiendo la crisis con dinero barato, inyectado en la economía por el gobierno y en el caso de los Estados Unidos la Reserva Federal. Sin ese multimillonario apoyo estatal, la economía se colapsaría. Es decir un impulso proveniente de la misma economía. Está depende, al igual que los mercados financieros, de las transfusiones del Estado.
El endeudamiento es un problema que tendrá que ser abordado a su debido tiempo. Ahora el desempleo sigue subiendo, la economía sigue necesitando el dinero público.
"Un elevado endeudamiento y un crecimiento lento llevan los imperios a su caída." Niall Ferguson
hay que hacer frente a esta amenaza que es real, y para esto se debe reorganizar el sector industrial a través de I+D tecnológico.
Se necesita una ruptura cultural, es realmente sorprendente lo rápido que algunas personas olvidan y vuelven a los mismos negocios de antes. El ambiente dominante de que la crisis ya ha pasado no hace más que acentuar el comportamiento que están presentando sectores como el Bancario y que dificultan llevar a cabo las reformas financieras.
Los bancos deberían mantenerse cada vez más alejados de los mercados de capital, de esa forma se volverían automáticamente más pequeños y mucho más manejables en situaciones adversas.
Los bancos deberían mantenerse alejados de los fondos de capital riesgo, de los equity funds, de los mercados de futuro y, sobre todo del llamado propietary traiding, esto es invertir y especular sin el encargo de los clientes. Este tipo de negocios provoca conflicto de intereses.
Para realizar las reformas se necesita un amplio consenso internacional.
Al principio de la crisis financiera hubo que inyectar una enorme cantidad de dinero para sostener la economía. No había otra alternativa. Eso no es del gusto de todo el mundo. Y, de hecho ahora hay que pensar en como encontrar el camino de vuelta a los caminos normales.
La reserva federal debe seguir siendo independiente.
Hay que ser optimista y no hay que pasar por alto los trastornos funcionales del sistema político. Esto es un reto constante.
Fuente. XL Semanal

No hay comentarios:

Publicar un comentario