Cargando...

jueves, 28 de enero de 2010

USTED LO QUE NO CAMBIA

Hasta que tenía casi 90 años, mi madre solía hacer propósitos para el año nuevo. No estoy seguro de si eso indica que la esperanza, el esfuerzo o el autoengaño son características inherentes al alma humana. O quizá lo sean las tres.
Miro mi mesa de trabajo y luego mi despacho. La honestidad me obliga a admitir que son un caos, y que además siempre han sido un caos. Ojalá no lo fueran. Soy muy consciente de que las personas ordenadas son más eficientes y hacen más cosas que las desordenadas, por no decir nada de la parte estética del asunto. ¡Cuántas veces he estado al borde de la desesperación (incluso he tenido ideas suicidas durante periodos cortos de tiempo) por mi incapacidad de encontrar un documento que sabía que estaba en alguno de los numerosos montones de papeles que me rodean!
Pero a partir del 1 de enero de 2010 todo va a cambiar. Contestaré a toda la correspondencia tan pronto como llegue y no dejaré que las cartas se acumulen sin responder, y menos sin abrir, como una plaga invasora proveniente del espacio exterior de una novela barata de ciencia ficción...
Articulo completo................... Usted lo que no cambia
Por: Theodore Dalrymple
Fuente: Actualidad Económica

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada