Cargando...

jueves, 28 de enero de 2010

SOLO LAS GRANDES CADENAS LEVANTAN CABEZA EN EL COMERCIO EN 2009

Las ventas caen un 5,4% y los autónomos alertan de las pérdida de 200.000 empleos en dos años
Ni la tienda de barrio ni el hipermercado, el gran superviviente de esta crisis de consumo es la gran cadena: establecimientos pequeños o medianos pero con una gran estructura empresarial detrás. Todos los sectores de la distribución redujeron sus ventas el año pasado menos estás últimas, según los índices de comercio al por menor que ha hecho públicos el Instituto Nacional de Estadística (INE).
Las ventas del comercio minorista bajaron en global un 5,4% a lo largo del año, aunque el descenso registrado en diciembre, respecto al mismo periodo del año pasado, queda en sólo un 0,5% (un 0,9% excluyendo las estaciones de servicio), lo que abona la previsión de que comienza la recuperación del consumo y el sector. Eso que la jerga económica ha dado hoy en llamar "un brote verde".
Los datos, que eliminan el efecto de la inflación, muestran que las grandes cadenas cerraron el conjunto del año pasado con una cifra de ventas estancadas, pero en diciembre fueron las únicas en levantar cabeza con un aumento del 2,2%. Las empresas unilocalizadas (el pequeño comercio) se llevaron la peor parte con una caída del 5,8% en el año y el 3,4% en diciembre, junto con las pequeñas cadenas (5,8% y 2,4%). Las grandes superficies también vieron bajar su actividad un 4,3% en el año, pero sólo un 0,1% en diciembre. Y las estaciones de servicio, por su parte, bajaron un 4,9% el año pasado y un 6,1% en diciembre.
El secretario general de la Confederación Española del Comercio, Miguel Ángel Fraile, ha corroborado que el último mes del año, con la campaña de Navidad, ha animado las ventas gracias al tirón de las "buenas ofertas", que no de los productos baratos, sino de "precios ajustados". "La venta de televisores, por ejemplo, ha subido hasta un 15% respecto al año pasado", apunta Fraile. En cuanto a la crisis del pequeño comercio, ha destacado que los que más sufren son los alejados de los núcleos urbanos y los grandes ejes comerciales.
Lorenzo Amor, presidente de la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA), asegura que el sector del comercio ha sido "uno de los más afectados" en los dos últimos años, en los que su organización calcula que han desaparecido unos 80.000 locales comerciales y hasta 200. empleos.
El derrumbe del consumo, con dos años seguidos de caída de pagos con tarjeta, se ha llevado ya por delante miles de tiendas: entre enero de 2008 y enero de 2009 han desaparecido 10.000 empresas comerciales (de 536.857 a 526.695, excluyendo las de venta de vehículos), el doble que en el ejercicio anterior, según los últimos datos del INE. El del comercio es un negocio de gran mortandad, es decir, que cierran decenas miles de empresas cada año y se abren otras tantas, así que el balance es la diferencia entre las altas y las bajas: las más de 51.00 altas del último año no han compensado casi 60.000 defunciones.
En empleo, tanto el asalariado como el no asalariado disminuyó el 4% en el conjunto del año, una caída que afectó a todos los modos de distribución, especialmente a las grandes superficies, con descensos del 8,3%.
Por: A Mars
Fuente: El País

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada