Cargando...

jueves, 28 de enero de 2010

LOS LLAMADOS JETAS

Ninguna oficina se libra de tener entre sus filas a los llamados jetas, esos empleados expertos en escaquearse del trabajo, verdaderos profesionales de pasarse la jornada laboral jugando o de volverse transparentes para librarse de los marrones. E&E le propone una lista ¿cuál es el "escaker" que más abunda en su empresa?
Este fin de semana en un artículo que se publicará en E&E, podrá descubrir como identificar y cuáles son las pautas para gestionar a estos profesionales que poseen en don de la oportunidad cuando se trata de llevarse los méritos, y tienen una habilidad innata para no hacer nada cumpliendo su horario laboral a rajatabla. Paco Muro, presidente de Otto Walter, es uno de los expertos que participa en este artículo y ha elaborado una tipología de este perfil 'profesional'.
¿Cuál de ellos es mayoritario en su organización?
-Escaker nato: su don les viene desde pequeños, siempre encontraron un pringado que recogía los juguetes y hacía las cosas más pesadas por ellos. Y así continúan, no tienen mala intención, son así, piensan que el mundo está hecho para que ellos lo disfruten sin hacer nada.
-Escaker jeta: es capaz de trabajar un montón para que no se vea que no pegan un palo al agua. Asiste a reuniones y aparenta aportar y usan a los más débiles para que curren por ellos. Eso sí, cuando hacen algo, por poco que sea, lo explotan como el mayor de los méritos.
-Escaker invisible: no está, y cuando está no se le oye. Siempre coge el mejor turno de vacaciones sin meterse en el menor lío. Son auténticos medradores. No dan una idea, no sea que la tengan que llevar a cabo y no se meten en un sólo lío.
-Escaker jefe: nadie sabe cómo llegó a ser jefe, porque nunca hace nada ni se pronuncia, cuenta con gente responsable que lo hace por él. Si le despiden el equipo puede tardar varios días en darse cuenta.
-Escaker absentista: sus bajas por enfermedades leves se suceden y las encadenan con vacaciones y puentes.
-Escaker digital: se pasa el día delante del ordenador y entre chateos, navegar por Internet y puesta al día en varias redes sociales pasan el día.
-Escaker paseante: se les ve deambulando por la empresa con un papel en la mano sin hacer nada qué hacer. Pobre del que se cruza en su camino porque se puede preparar para una buena charla. Son asiduos de la máquina de café y nunca tienen que terminar nada porque simplemente, no lo han empezado.
Por: Montse Mateos
Fuente: E&E

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada