sábado, 9 de enero de 2010

LIDERAZGO EFICAZ: UN VIAJE HACIA EL SER

Para muchos ejecutivos el desarrollo del liderazgo puede convertirse en un reto altamente complejo y confuso durante momento críticos de sus carreras ó vidas personales. Aunque la mayoría de individuos en posiciones de influencia, han estado expuestos a las más recientes teorías y a excelentes programas de capacitación, varios de ellos se encuentran perdidos y sienten que aún no han logrado encontrar la clave para ejecutar su verdadero potencial.
Hay Group, con el apoyo de Richard Hackman, de la Universidad de Harvard y de Ruth Wageman, de Dartmouth College, se ha dedicado al estudio de equipos ejecutivos desde el año 1998. Su investigación con Hackman y Wageman revela que en el corazón de la capacidad de direccionar equipos altamente efectivos están implícitas las condiciones internas del líder, como su madurez y solidez emocional. En los testimonios de líderes exitosos, han encontrado, que previo al desarrollo de sus equipos y organizaciones, ellos se embarcaron en un viaje profundo hacía su interior, anteponiendo así su desarrollo personal al de sus equipos.
El viaje al interior del líder, rastreado por expertos de Hay Group, se caracteriza por diferentes etapas y retos, algunos de los cuales se mencionan a continuación:
Encontrar el Rumbo – Varios líderes, con el paso de los años, desarrollan una sensación de que algo esencial está faltando en sus vidas. A pesar de tener posiciones laborales estables y respetadas, las presiones, rutinas y frustraciones reprimidas por años, conllevan a cambios radicales en sus vidas. Con frecuencia, en medio del caos, no solo se dejan los puestos de trabajos, sino también las parejas, familias y matrimonios. En dichos momentos, los líderes pueden sentir como si hubieran “perdido la conexión entre la cabeza y el corazón,” y el rumbo parece temporalmente perdido. Aunque en ocasiones toca empezar de ceros, el reto consiste en encontrar de nuevo el camino.
• Asumir la Responsabilidad – El cambio real comienza cuando los líderes dejan de buscar culpables y señalar a otros, y en vez asumen la responsabilidad de encontrar nuevas soluciones, teniendo en cuenta igualmente sus propias limitaciones y las de los demás. El cambio de mentalidad apunta a que cuando las cosas salen mal, todos los involucrados son 100% responsables y ninguno es culpable.
• Generar Autoconsciencia – En su auto-conocimiento el líder encuentra la capacidad de realizar la totalidad de su potencial, al igual que la adaptación adecuada a las circunstancias cambiantes. La autoconsciencia es el centro del cual se desprenden la creatividad, la motivación y la productividad.
• Cultivar Auto-Reflexión - Todos los grandes líderes poseen la competencia de auto-reflexión y de regulación y control de sus emociones. Estar abierto a la retroalimentación y cultivar la práctica de meditar sobre el pasado proporcionan la oportunidad de aprender de la experiencia y convertir errores en lecciones.
• Dejar la Zona de Confort – Esta etapa consiste en hacer el paso de lo conocido a lo desconocido e implica, de cierta manera, perder parte de la propia identidad. Hacer este salto conlleva al desarrollo del manejo de la incertidumbre, lo cual fortalece el carácter y permite navegar con optimismo y serenidad los contantes cambios de la vida.
El viaje del líder a su interior, es un acto heroico, porque pone al líder cara a cara con las sombras de su pasado, como la inseguridad y el temor al fracaso. Aunque el camino implica adversidades y riesgos, los verdaderos líderes deben estar dispuestos a hacer este recorrido con el fin de cimentar nuevos pensamientos, comportamientos y formas de relacionarse. Solo de esta manera, y comenzando por sí mismos, los líderes exitosos, traerán a su regreso las perspectivas del autodominio y la experiencia, lo cual se verá reflejado en cada uno de los resultados significativos e innovaciones de sus equipos y organizaciones.
Por: Claudia Londoño
Fuente: Hay Group

No hay comentarios:

Publicar un comentario