domingo, 17 de enero de 2010

LIDERAZGO CARLOS SAINZ: EL TRIUNFO DE LA PERSEVERANCIA

Carlos Sainz CAMPEÓN, primer ganador español en coches, El triunfo de la perseverancia
Lo sacaron del coche en volandas, todavía con el verdugo, el casco y las gafas de sol puestas, dejando adivinar un rostro pletórico de felicidad. Abrazos y alegría compartida con Lucas Cruz, su copiloto y el hombre con el que más tiempo ha pasado en los últimos 16 días, después de recorrer juntos 9.030 kilómetros desde que salieran de Buenos Aires hasta regresar a la capital bonaerense. Contemplaba la escena Nasser Al Attiyah, el hombre que en la última semana ha obligado a Carlos Sainz a templar sus nervios de acero.
El piloto qatarí, que provocó una auténtica guerra civil en las filas de Volkswagen después de golpear el coche de su compañero en la penúltima etapa cuando ambos peleaban por la victoria final, se acercó prudentemente al español para agarrarlo por la muñeca y levantar su brazo derecho victorioso.
A sus 47 años, Carlos Sainz se convirtió en el primer español ganador del Dakar en la categoría de coches –Nani Roma (2004) y Marc Coma (2006 y 2009) lo hicieron antes en motos–. El raid más duro del planeta se lo debía después de que el pasado año, en su tercera participación, se viera obligado a abandonar la prueba cuando restaban tres jornadas para la conclusión y marchaba líder de la general con una renta de 27 minutos sobre Mark Miller, su compañero de equipo.
Cuatro participaciones en las que siempre, en algún momento, ha comandado la general. Fue líder en 2006 durante cuatro jornadas (sumó cuatro victorias de etapa); en 2007, durante otras cuatro (cinco triunfos); y el pasado año, durante ocho etapas (seis victorias). En la presente edición tomó el mando de la general el quinto día para ya no abandonarlo y ganar el Dakar por la distancia más ajustada de la historia del raid. Tan sólo dos minutos y 12 segundos separaron a Sainz de Al Attiyah, ganador en la última etapa, en la que consiguió recortar 36 segundos al español volando a 152.07 km/h.
"Ha sido un día muy muy importante para mí. He ganado en Europa, en España, y ahora en el Dakar. Estoy muy contento y me he quitado un gran peso de encima. No hemos tenido ni un solo problema y no hemos hecho ni un rasguño al coche. Hemos realizado un Dakar muy rápido, aunque inteligente. Ha sido una batalla dura y diaria con mi compañero de equipo [Al Attiyah]. Sabía que iba a ser así y hemos luchado a fondo. Hoy [por el sábado] no podíamos cometer ningún error. La especial era recta, cruce, recta, cruce. Había que controlarlo todo. Y también controlar los nervios. ¡Pero llevamos una semana así!", analizó el campeón, al que en sus inicios en la prueba africana se le acusó de ir demasiado rápido y no entender las dunas.
"Es un día muy importante. Estoy encantado, quiero dar las gracias a Lucas [Cruz] por su magnífico trabajo, al equipo y a toda la gente que ha confiado en mí siempre", agradeció Sainz que, junto con Al Attiyah, hicieron sudar a chorros a Kris Nissen, director del equipo Volkswagen Motorsport, porque ambos pilotos cuentan con una cláusula en sus contratos que especifica que ninguno está obligado a someterse a las órdenes del equipo, independientemente de las circunstancias de la carrera.
Completó el tercer escalón del podio el estadounidense Mark Miller, en lo que supuso el triplete de Volkswagen. Histórico.
Un lustro lleva enganchado Carlos Sainz al raid más duro del planeta, con un año de parón después de que la edición de 2008 se cancelara tras las amenazas terroristas del brazo armado de Al Qaeda en El Magred. Cuatro participaciones le han servido para coronarse como el único español campeón del Dakar en la categoría de coches, pese a que cuando se incorporó a la caravana muchos le acusaban de correr demasiado y no entender las dunas. Sainz ha domado el Dakar.
Las claves de la victoria de Carlos Sainz, Experiencia, cautela y un copiloto de lujo
EXPERIENCIA
Ha comprendido la filosofía de la carrera, cómo responde el coche en las dunas y en la arena. En la presente edición ha sacrificado la victoria de etapa –dos, sumando un total de 17 en sus cuatro participaciones (el español más laureado)– por el triunfo final. La experiencia le ha enseñado que no conviene abrir pista –la abre el ganador de la jornada anterior–, que hay que correr pero con cautela para evitar sustos de última hora.
FIABILIDAD
Volkswagen se ha dedicado a desarrolar un coche fiable y robusto, incapaz de dejar tirado al piloto, como ocurrió en las ediciones de 2006 y 2007 cuando sufrió la rotura del embrague, la fuga del líquido de la dirección asistida y un problema eléctrico –el coche no arrancaba– que le hizo perder siete horas en la general para terminar la última edición africana en la novena posición.
COPILOTO
Un alemán y un francés compartieron cokpit con Sainz hasta que surgió la oportunidad de que Lucas Cruz se convirtiera en su copiloto. Dos hombres y un mismo idioma para poder hablar, discutir e incluso gritarse en castellano. La salida de Mitsubishi del Dakar dejó a Nani Roma sin equipo y Cruz, que siempre había ido de la mano del catalán, se unió a Sainz. El mejor fichaje.
Por: Elena isardo
Fuente: El Mundo

No hay comentarios:

Publicar un comentario