Cargando...

martes, 19 de enero de 2010

LA MALDICIÓN DEL COACH LIGHT: ACTO III

En el último acto de la tragicomedia del Coach Light, Lagomarsino toma el ejemplo de Germán Dint, un contador que ha sido promocionado a la Dirección de Ventas Nacionales de una empresa de alimentación, para demostrar que, erróneamente, muchas veces los resultados del coaching se espera que sucedan de inmediato. Sin embargo, este y los “actos” que lo preceden demuestran que quienes se planteen utilizar esta herramienta, deben armarse de paciencia y no esperar que los cambios se den de un día para otro
Recapitulación:
En los actos anteriores, repasábamos una serie de errores muy frecuentes al momento de encarar un programa de coaching ejecutivo. En el Acto I: Mi amigo el coach: La trampa de la simpatía, el coach simpático sacrificaba honestidad a cambio de una relación más amistosa con su dirigido. En vez de encarar los problemas con sencillez y franqueza, opta por no arriesgar una confrontación y se limita a tratar temas secundarios, con lo que entre otras cosas, termina reforzando los defectos de aquel a quien debiera ayudar
Posteriormente, en el Acto II: La trampa de las frases hechas, un coach demasiado impreciso en sus apreciaciones, incapaz de elaborar un programa compuesto por pequeñas acciones concretas, falla rotundamente en ayudar a una profesional que sabe que tiene que “liderar mejor” pero no sabe cómo hacerlo. Estos fallos no son inusuales, y coaches que caen en ellos representan una real y actual amenaza para las carreras de aquellos a quienes deben ayudar. Un sinnúmero de ejecutivos con real potencial, pero que necesitan ayuda para ponerlo en práctica caen presa de estos coaches y sufren las consecuencias. Desafortunadamente, hay más peligros ocultos en la selva del coaching ejecutivo.
Acto III: Cambios profundos al instante: Sólo agréguele coaching
"El tiempo es esa cualidad de la naturaleza que evita que todo suceda al mismo tiempo. Últimamente parece haberse descompuesto".
Douglas Adams: Hasta luego y gracias por el pescado.
Articulo completo..................... La Maldición del Coach Light: Acto III
Por : Raúl Lagomarsino. Ph.D. in Management, IESE, Universidad de Navarra; Máster en Economía y Dirección de Empresas, IESE, Universidad de Navarra; Licenciado en Relaciones Internacionales, Universidad de la República; Profesor de Comportamiento Humano en la Organización, IEEM, Universidad de Montevideo.
Fuente: Revista IEEM

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada