viernes, 22 de enero de 2010

DIRECCIÓN POR MISIONES ¿LA MISIÓN DE LA DIRECCIÓN?

Una nueva filosofía de gestión para la empresa Dirección por misiones:
¿la misión de la dirección?
Resumen del artículo
Los autores defienden un nuevo enfoque de gestión, la dirección por misiones, que enriquece la dirección por objetivos. Este sistema integra la misión en el sistema de gestión a través demisiones participadas y herramientas de gestión que nacen de la misión. De este modo orienta los objetivos al servicio de la misión y promueve el compromiso de los trabajadores con esa misión.
Uno de los retos de la alta dirección es conseguir que la misión de la empresa y su estrategia en ellargo plazo se traduzcan en la gestión diaria. La dirección por misiones propone un sistema degestión que incorpora las herramientas necesarias para conseguirlo
Muchas empresas –grandes y pequeñas– han hecho en algún momento de su historia un ejercicio de reflexión para definir su propia misión. Esta misión se ha presentado en términos de principios, mandamientos, credos, símbolos, o incluso historias más o menos reales que tratan de captar la cultura heredada de los fundadores. Los beneficios de las empresas que han conseguido una cultura centrada en la misión son bien conocidos.
Sin embargo, muchas empresas reconocen que no han logrado llevar a la práctica su propia misión. A pesar del tiempo directivo y de los recursos empleados en comunicarla misión y los valores de la empresa, se sigue produciendo una dicotomía entre las declaraciones de misión o valores y el día a día de la gestión. Esta diferencia se agudiza a medida que nos alejamos de la alta dirección y nos acercamos a la base de la organización. Es muy frecuente que, a partir de cierto nivel, los empleados ni se acuerden de cuál era la misión (y por tanto, resulta inútil pedirles que se identifiquen con ella). Este problema es grave, porque revela que el día a día de la empresa no se dirige hacia donde la dirección quiere, sino hacia dondela gestión le lleva. Y como la gestión tiende a focalizar los esfuerzos en los objetivos a corto plazo, se hace cada vez más irrelevante el compromiso definido por la misión.
Según el autor, la principal causa de lo que podríamos llamar el “naufragio de la misión” se debe a que la misión se ha intentado introducir en la empresa de modo incorrecto. Salvo casos verdaderamente excepcionales, los esfuerzos por hacer que la misión cale en toda la organización no han influido realmente en el sistema de gestión: en los momentos críticos, las decisiones se siguen tomando según algún tipo más o menos estructurado de dirección por objetivos (DPO). En la DPO, el cumplimiento de los objetivos aparece como fin último o, en todo caso, como un medio para maximizar los beneficios. De este modo es fácil que la empresa pierda el compromiso de sus trabajadores por la misión y, con él, la motivación necesaria para obtener unos resultados extraordinarios...
Articulo completo........................ Dirección por misiones: ¿la misión de la dirección?
Por: Pablo Cardona Profesor Adjunto, IESE, Departamento de Dirección de Personas en las Organizaciones y Carlos Rey Socio Director Efficiency Coaching, S.A.
Fuente: Revista Ieem

No hay comentarios:

Publicar un comentario