miércoles, 13 de enero de 2010

CUANDO EL LÍDER PIERDE EL NORTE, LA BRÚJULA Y EL CABALLO

The Wall Street Journal se mofa del plan de Zapatero de "prohibir" la crisis
Que un medio internacional de referencia critique la política económica nacional de José Luis Rodríguez Zapatero no es algo nuevo. Que critique sus planes para la presidencia española de la Unión Europea de este semestre, tampoco lo es. Pero que el núcleo de un editorial sea una burla directa a una propuesta de Zapatero supone un nuevo grado de crítica al Gobierno español. En su editorial de hoy, The Wall Street Journal ha descargado todo un arsenal sobre el presidente del Gobierno.
Empieza con ironía: "España ha encontrado una ingeniosa solución contra el deterioro económico: hacerlo ilegal". El diario estadounidense se refiere así al plan esbozado por Zapatero la semana pasada, en el que proponía establecer unas metas económicas obligatorias para los estados miembros, con penalizaciones para aquellos que no cumplan con unos determinados criterios de crecimiento y competitividad.
Y aprovecha el argumento para soltar una buena dosis de sorna y mofa. "Así que los europeos que estén procupados por la recesión y el desempleo pueden relajarse -siempre que el primer ministro socialista español José Luis Rodríguez Zapatero se salga con la suya-. Pronto esos problemas van a estar prohibidos. ¿Cómo no se nos había ocurrido antes?".
The Wall Street Journal afirma que la estrategia 2020 de la que habla Zapatero no es más que una secuela de la fracasada Agenda de Lisboa: "A pesar de más conferencias, encuentros, almuerzos en mesas redondas de las que los contribuyentes pueden contabilizar, el desempleo medio de los dieciséis países del euro fue del 10% en noviembre, máximos en una década".
Y el diario continúa corrigiendo a Zapatero: "El problema, según Zapatero, es que los objetivos de la Agenda de Lisboa no eran obligatorios [...] Pero [...] el obstáculo a la competitividad europea nunca ha sido una escasez de regulación o una falta de ambición [...] Uno no puede legislar la inovación y el crecimiento, a no ser que sea en el limitado sentido de crear un entorno en el que los derechos de propiedad y el imperio de la Ley estén asegurados, y que los premios de la creatividad vayan al creador".
Para después rematar definitivamente: "El problema con el primer plan de diez años fue que no tuvo para nada en cuenta el origen de la la innovación en una economía". Si nos basamos en el comienzo [de la presidencia] de Zapatero, la segunda década no será mucho mejor.
Quien lleve la campaña de imagen de Zapatero durante esta presidencia europea deberá armarse de valor. Y paciencia.
Por. M.R.P.
Fuente : Expansión

No hay comentarios:

Publicar un comentario